Junio, mes de la Ingeniería Argentina

ENFOQUES Por Gustavo Lores (*)

6 de junio Dia de la Ingenieria Argentina

6 de junio Dia de la Ingenieria Argentina

En nuestro país, cada 6 de junio se celebra el Día de la Ingeniería y cada 16 de junio el Día del Ingeniero. Se conmemoran dos hitos vinculados con la profesión: el 16 de junio de 1865 se creó la primera Facultad de Ingeniería y se inició el dictado de esta carrera en la Universidad de Buenos Aires (UBA); su primer graduado, Luis Augusto Huergo, recibió el diploma el 6 de junio de 1870. 

Todas las personas vinculadas con la Ingeniería tienen la oportunidad y el desafío de contribuir al desarrollo de la sociedad y encontrar respuestas a los problemas que la atraviesan. Hasta hace dos siglos, sólo los genios eran capaces de desarrollar Ingeniería. Actualmente la profesión está al alcance de todos. En la Argentina actual, 120 unidades académicas, de las cuales más de la mitad pertenecen a Universidades Nacionales de gestión pública, dictan 50 especialidades bajo controles externos y permanentes de calidad académica regulados por el estado. Sin embargo, en un contexto en el que el conocimiento científico avanza rápidamente, no se logran plasmar con la misma velocidad tecnologías aplicadas en beneficio de la ciudadanía. Esta interfaz es, en términos generales, la Ingeniería. 

En este sentido la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Tecnología (UNESCO) en colaboración con la Federación Mundial de Organizaciones de Ingenieros (FMOI), el Consejo Internacional de Academias de Ingeniería y Ciencias Tecnológicas (CAETS) y la Federación Internacional de Ingenieros Consultores (FIDIC), elaboró en 2010 un estudio exhaustivo sobre la ingeniería, titulado "Ingeniería: Problemas, retos y oportunidades de desarrollo". Analiza no sólo la ingeniería y las responsabilidades de los ingenieros en todo el mundo sino también establece indicadores de la relación entre la cantidad de ingenieros por habitante y la evolución de cada país en infraestructura, desarrollo humano, social y económico. 

Los problemas que se destacan en el informe en los países con bajo grado de industrialización y generación de tecnología, como por ejemplo la República Argentina,incluyen la baja conciencia pública en la comprensión de la ingeniería y la disminución del interés de los jóvenes por esta carrera. El primer aspecto se vincula a que la ciudadanía en general considera que la ingeniería es parte del problema de la degradación ambiental y el cambio climático, más que un aporte parasu solución.

 Con respecto al bajo índice de inscripciones, se origina en gran medida en la percepción de que las carreras de ingeniería son aburridas, requieren de un gran esfuerzo intelectual, mucho tiempo y que la profesión no está remunerada acorde al compromiso que se le demanda. 

El último informe de la UNESCO referido a la Ingeniería y publicado en 2021 "Ingeniería para el desarrollo sostenible" señala que "La demanda de ingenieros alrededor del mundo es alta, sea en los países desarrollados en los campos de alta tecnología, software, inteligencia artificial y telecomunicaciones o en países en desarrollo que, además, requieren infraestructura básica, sistemas de transporte, energía y redes de suministro de agua. 

También es crucial que la educación en ingeniería satisfaga las necesidades actuales y futuras de los empleadores, especialmente para mantener el equilibrio con las tecnologías en rápida evolución y el surgimiento de nuevas disciplinas.

 El gobierno, los educadores en ingeniería y las instituciones profesionales de ingeniería deben trabajar juntos para garantizar que los estándares de la educación en ingeniería aborden los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y que más gente joven, especialmente chicas, consideren a la ingeniería como una profesión."

A pesar de la reconocida importancia social y económica de los ingenieros, existe una creciente certeza de que la disminución en las matrículas en estudios de ingeniería tendrá consecuencias negativas para el desarrollo futuro

. La "Iniciativa de Ingeniería" de la UNESCO está abordando esta inquietud a través de sus alianzas con sociedades profesionales de ingeniería como la Federación Mundial de Asociaciones de Ingeniería (WFEO) y aquellas con un enfoque educativo, así como industrias y sociedades civiles para promover "La educación en ingeniería y el desarrollo de capacidades".

 Explica como el desarrollo de capacidades en ingeniería es un proceso continuo, comenzando en la escuela, continuando con el aprendizaje de nivel superior con programas formales, y luego a través de la carrera profesional completa de un ingeniero, tecnólogo o técnico desde la óptica del desarrollo profesional de toda la vida con el fin de mantener el ritmo conel rápido crecimiento en el conocimiento y destrezas conexas.

En Argentina la política científica, tecnológica, industrial y productiva carece de coherencia temporal producto de la artificial dicotomía impuesta por determinados grupos de interés sectorial entre un modelo de país de exportación de productos primarios e importación de bienes industriales con valor agregado frente a otro modelo de país que industrialice todos sus recursos y desarrolle tecnología de punta para exportar al mundo. A lo largo de 200 años de soberanía nacional hubo épocas de industrialización y de desindustrialización que interfirieron con el desarrollo estancando cada avance para volver a comenzar de cero en ciclos de aproximadamente una década.

Actualmente, a pocos meses de las elecciones generales, resulta pertinente que las fuerzas políticas que se muestran como alternativa para conducir los destinos del país presenten, en el marco de sus respectivas plataformas electorales, el plan director de industrialización.

 Los servicios básicos del Estado como asistencia social, seguridad ciudadana, justicia, educación, salud, transporte, preservación del medio ambiente sólo se pueden financiar de manera genuina si existe la fortaleza tecnológica e industrial que genere un modelo de producción con valor agregado juntamente con la explotación y venta de los recursos primarios como los minerales, los granos y la carne.

 La plataforma electoral debería, al menos, delinear cómo se va a virar, en un tiempo razonable, del modelo actual en donde una alta proporción de los recursos del estado surgen del endeudamiento, a otro en que el trabajo y la producción sean la fuente de una economía sana y potente, que beneficie con equidad a toda la población. La Ingeniería, los Ingenieros y todas las personas que se vinculan con esta actividad,son factores que necesariamente están involucrados en este plan.

(*) ExDecano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy

Ver más:
Ultimas Noticias
Otras Noticias
OPINION ENFOQUE

La prevalencia del Discurso de Odio

| comentarios

OPINION ENFOQUE

La Ingeniería Argentina en el esquema Anarcocapitalista

| comentarios