Extensiones Áulicas de la Facultad de Ingeniería de la UNJu

ENFOQUE Por Gustavo Lores (*)

La Universidad Nacional de Jujuy, creada en 1973, se caracterizó por su crecimiento en materia de oferta académica de pregrado, grado y posgrado, por su evolución en diferentes áreas de la investigación científica, tecnológica y de las ciencias sociales y por sus acciones con la sociedad, las empresas y las instituciones del estado. 

Un aspecto que no había explorado de manera sostenida durante sus primeros treinta y cinco años de vida fue su expansión territorial. En las Universidades Nacionales del Noroeste argentino, como por ejemplo la de Salta, sus primeras Sedes en el Interior, Orán y Tartagal, se fundaron en 1973, a menos de un año de la creación de la Universidad Nacional y continúan activas. 

La Universidad Nacional de Jujuy dio sus primeros pasos en la expansión territorial dentro de la provincia y del Noroeste argentino a través de iniciativas de la comunidad de su Facultad de Ingeniería, que con financiamiento nacional y bajo la figura de la Extensión Áulica comenzó a tener presencia en la ciudad de San Pedro de Jujuy a partir del año 2008 y en la ciudad de Frías, Santiago del Estero, a partir de 2009.

La Extensión Áulica, reglamentada por el Consejo Superior de la UNJu en 2008, consiste en el dictado de una o varias materias o de carreras completas en una ubicación diferente a la de la sede original en la que funciona la Facultad. 

 La inversión se aplica específicamente en la adquisición o locación de un edificio apto para dar clases, con las características propias de las disciplinas que se imparten, al pago de los salarios del personal docente y de una mínima dotación de personal administrativo y de maestranza.

 De esta manera, el 28 de mayo de 2008 se dictó la primera clase de la Carrera Analista Programador Universitario en la Escuela de Educación Técnica Nº 1 de San Pedro de Jujuy "Coronel Manuel Álvarez Prado". 

 Más adelante, en 2012, cuando se dictaba la totalidad de las 25 materias de la Carrera simultáneamente, se alquiló una casa adaptable al funcionamiento dela Extensión Áulica y en 2017 la Universidad adquirió una propiedad en la Ciudad de San Pedro de Jujuy que actualmente se está ampliando. 

 En la Extensión Áulica de San Pedro de Jujuy ya se han recibido unos cincuenta Programadores y Programadoras Universitarios.

También la UNJu, a través de la Facultad de Ingeniería, participó de una experiencia conjunta con las Universidades Nacionales de Catamarca y de Santiago del Estero y se abrieron, en 2009, en instalaciones de la Sede Frías de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, dos cohortes de la Carrera Tecnicatura Universitaria en Procesamiento de Minerales, cuyo Título expide la Universidad Nacional de Jujuy. Participaron Docentes de las Facultades de Ingeniería de las tres Casas de Estudio en el dictado de la totalidad de las asignaturas.

 La experiencia continua en San Pedro de Jujuy por 13 años permite realizar análisis sobre la pertinencia, la oportunidad y los mecanismos adecuados para el dictado de carreras tecnológicas fuera de la Sede central de la Institución.

 Claramente, la habilitación de una Extensión Áulica genera beneficios directos en la comunidad donde se instala. Los jóvenes de la zona de influencia que optan por estudiar en la Universidad cerca de sus domicilios no tienen que trasladarse o instalarse en San Salvador de Jujuy durante sus cursadas. Se utiliza el tiempo de manera eficiente y se evita el desgaste propio de los viajes. Se genera capacitación y empleo para Docentes de la zona de influencia.

 Los límites presupuestarios están dados por la razonabilidad. Por ejemplo, hablando de Carreras de Ingeniería, a 120 kilómetros de la UNJu se encuentra la Universidad Nacional de Salta, con una oferta académica variada y complementaria a la de Jujuy.

 A partir del año 2004 se homologaron los programas de las materias de sus primeros años y ello permitió que alumnos de Salta y de Jujuy pudieran cursar el primer año en cualquiera de las dos instituciones y luego, una vez superada esta etapa crítica de adaptación a las particularidades del mundo Universitario, encarar con mayores posibilidades un traslado lejos del grupo familiar para proseguir los estudios a partir del segundo año.

 Este esquema nos inspiró para diseñar y crear una Extensión Áulica en la Ciudad de Libertador General San Martín, a través de un acuerdo de cooperación entre la Escuela Técnica Herminio Arrieta, que puso a disposición sus instalaciones, con laboratorios de Física, Química e Informática que cuentan con el mismo nivel de tecnología que la propia Sede de la Facultad de Ingeniería en San Salvador de Jujuy, la Intendencia Municipal y la Universidad Nacional de Jujuy, que contempla el dictado de las materias de primer año de todas las Carreras de Ingeniería.

 Hace cuatro años comenzó a funcionar y gracias al compromiso de la ciudadanía y de los Docentes se están obteniendo resultados positivos.

Finalmente, el modelo de San Pedro de Jujuy fue replicado en la ciudad de La Quiaca, en la que se abrió en septiembre de 2018 la Carrera de Analista Programador Universitario que comienza su tercer año de dictado consecutivo con alrededor de treinta Estudiantes por cohorte y de la cual se esperan, en 2021, los primeros egresados.

 Queda por delante, luego de sostener no sin dificultades presupuestarias las Extensiones Áulicas, el desafío de que se sumen actividades de investigación y de vinculación en las localidades en las que está presente nuestra oferta educativa.

(*) Decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy

Ver más:
Ultimas Noticias
Otras Noticias
OPINION

INFORME DE COYUNTURA

| comentarios

OPINION ENFOQUE

Evaluación externa de las Universidades argentinas

| comentarios

OPINION ENFOQUE
Gustavo Lores

Innovación aplicada a la Economía Popular   

| comentarios

OPINION DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Carta a ¡Mujeres Jujeñas!

| comentarios