Por Gustavo Lores *

En septiembre: días del Maestro,  del Profesor y del Estudiante 

ENFOQUE

Gustavo Lores

Gustavo Lores

El 11 de septiembre se celebra en la Argentina el Día del Maestro en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento, conocido como"el padre del aula", quien falleció un 11 de septiembre de 1888. Se desempeñó como político, filósofo, pedagogo, escritor, docente, periodista, estadista y militar. Fue gobernador de San Juan y presidente de la Nación.

En 1943, la Primera Conferencia de Ministros y Directores de Educación de las Repúblicas Americanas, celebrada en Panamá, resolvió decretar el 11 de septiembre como Día del Maestro para todo el continente americano en reconocimiento a la importancia que implica el trabajo y disposición de todos los maestros que día a día realizan su trabajo en las escuelas.

Con el paso del tiempo, los países de la región fueron adoptando distintas fechas para el recordatorio, manteniéndose en la Argentina la figura del prócer por su trayectoria de vida dedicada a sentar las bases para garantizar la educación y la cultura de la ciudadanía. Mientras fue gobernador decretó la Ley de enseñanza obligatoria primaria en el ámbito de San Juan.

Durante su presidencia se sancionó la Ley de Subvenciones de 1871, que asignaba a la educación pública las herencias sin sucesión directa y un octavo de las ventas de tierras públicas, garantizando de esta manera los fondos para la creación de nuevas escuelas y la compra de materiales y libros. Se fundó la Biblioteca Nacional de Maestros.

El 17 de septiembre, Día del Profesor, se conmemora el fallecimiento de José Manuel Estrada, ocurrido en 1894.Pensador argentino destacado no sólo en el ámbito de la educación, sino también en el campo de las letras, la oratoria, la historia, el periodismo y la filosofía. 

Ocupó el cargo de Jefe del Departamento General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires. Fue Rector del Colegio Nacional de Buenos Aires. Estrada organizó ciclos de conferencias y cursos para el desarrollo profesional de los maestros y profesores. En 1874 fue nombrado jefe de la Dirección General de Escuelas Normales de la Nación y en 1875, aunque no contaba con un título universitario, a pedido del presidente Nicolás Avellaneda tomó la cátedra de Derecho Constitucional y Administrativo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Maestros y profesores. Ambos son Docentes, pero se encargan de alumnos con edades muy distintas. Ninguno está por encima del otro. El maestro acompaña a los niños y niñas en sus primeros años de educación. Los introducen en las matemáticas, música, ciencia o historia. Por ello sus conocimientos no se centran en una única especialidad, como el profesor, y debe dominar todas las ramas de la educación elemental. Al profesor se le requiere una carrera especializada y formación pedagógica. 

Hace ya más de un siglo que el 21 de septiembre pasó a ser el Día del Estudiante. La fecha se eligió también en homenaje a Domingo Faustino Sarmiento, porque el 21 de septiembre de 1888 llegaron a Buenos Aires, procedentes de Asunción, sus restos. Fue propuesta en 1902 por Salvador Debenedetti, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

Cada país tiene su propio día del estudiante. No implica un festejo universal. En Argentina, curiosamente, coincide con el mismo día que da comienzo a la primavera. Particularmente, en la provincia de Jujuy se realiza la Fiesta Nacional de los Estudiantes.

La suspensión de la actividad escolar a poco de iniciado el corriente ciclo lectivo obligó a transformar el vínculo histórico entre Docentes y Alumnos. Llevó al replanteo de contenidos para dar respuestas a la nueva realidad, con el foco puesto en la post pandemia.

Transitamos un proceso que va a dejar aprendizajes, que la escuela primaria, secundaria, las instituciones de formación superior y las universidades, van a capitalizar de diferentes maneras. Con una mirada realista habrá que repensar la formación docente y la propia estructura de la escuela, sin que implique una transformación total ni simultánea. El valor simbólico de la escuela es irremplazable.

La comunicación mediada por tecnologías es una herramienta pedagógica que hasta hace unos meses no era considerada en su enorme potencial. Los mecanismos de evaluación son cuestionados. La brecha educativa es amplia. Tan amplia como la desigualdad tecnológica, económica y social. 

En este contexto extraordinario nos toca celebrar en septiembre de 2020 a los Docentes y a los Estudiantes nuestros respectivos días. Con seis largos meses continuos de aislamiento y trabajo permanente. Con una curva de contagios que, en cada punto del país, nos hace pensar que estamos cada vez más cerca del comienzo que del final de los efectos de la pandemia. 

Así, respondiendo al legado de Sarmiento, festejaremos. A diferencia de otros años, sin Reinas, sin sonrisas, sin música, sin noches mágicas, con los dientes apretados y haciendo honor a nuestro compromiso de enseñar y aprender. Feliz Día Maestros, Profesores y Estudiantes.

* Decano de la Facultad de Ingeniería de la UNJu

Ultimas Noticias
Otras Noticias
OPINION ENFOQUE 

Democracia formal y sustancial en Pandemia

| comentarios

OPINION
Blanca JUarez

Informe de Coyuntura

| comentarios

OPINION FINALMENTE SE QUEDA UN AÑO MAS EN BARCELONA.

Un juego de pandemia

| comentarios

OPINION 6 CARACTERISTICAS

Trabajo ideal para los argentinos

| comentarios