La evolución necesaria de las Universidades Nacionales

ENFOQUE Por Gustavo Lores *

Los rectores de las 57 universidades nacionales junto con autoridades del Ministerio de Educación se reunieron el pasado 14 de diciembre en la Universidad Nacional de San Martín.Se suscribióla declaración conjunta "La universidad argentina: hacia el desarrollo económico y el progreso" en la que el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y el Ministro de Educación expresan que "La complejidad de la sociedad actual, así como la del futuro requiere de una redefinición delcurriculum universitario, haciendo eje en las necesidades del contexto, de las/o estudiantes yde los procesos de aprendizajes. En ese sentido, configurar una agenda de políticas universitariasinclusivas que vincule tránsitos diversos, complejidad creciente de los escenarios y calidad es unobjetivo que no podemos soslayar".

A partir de estos lineamientos básicos, se propuso abrir un espacio para acrecentar,mejorar y fortalecer políticas públicas que se desplieguen en beneficio de los estudiantes,los docentes y las instituciones. Sefijaron objetivos paratemas como: a) las modalidades de enseñanza y aprendizaje, educación híbrida,bimodal virtual ypresencial; b) eldesfasaje entre la duración teórica y real de las carreras, la relación entre cargas horarias y créditos académicos; c) las titulaciones intermedias, certificaciones, reconocimiento de competencias previas a la graduación; d) los mecanismos de movilidad internacional con el objetivo de alcanzar un sistema de intercambio universitario inclusivo; e) las pautas para asegurar la calidad académica en las carreras que actualmente no están reguladas por el estado nacional, f) los mecanismosde progreso en la carrera de investigador universitarioy g) la extensión universitaria como instancia curricular.

La declaración finaliza con la afirmación "Atender cada uno de esos debates mencionados, implica dejar atrás los viejos paradigmascurriculares que se centraban en la transmisión de información, datos y conocimientos alestudiante, y que redundaban en planes de estudio cargados de cursos, con un gran número deasignaturas y de dificultosos y largos tiempos de estudio."

Desde mi punto de vista, el abordaje de la problemática del Sistema Universitario en cuestiones que se refieren al plano operativo y al corto o mediano plazo es necesario, pero no suficiente para generar condiciones que descompriman las tensiones a las que está y continuará estando sometido.Para bosquejar un diagnóstico de la situación general del Sistema Universitario de Gestión Pública de Argentina se puede proponer una síntesis de las debilidades estructurales que presenta, basada entre otros, enlos aspectos señalados por el Doctor Augusto Pérez Lindo, reconocido especialista en el tema y docente de posgrado de la Universidad Nacional de Jujuy. En su artículo "Prospectiva de la universidad argentina 2030" publicado en la Revista Argentina de Educación SuperiorN° 21,de noviembre de 2020 menciona: a) bajo aprovechamiento de los recursos humanos calificados; b) bajas tasas de graduación y alto índice de deserción; c) corporativización de los gobiernos universitarios estatales; d) atomización institucional; e) falta de liderazgo y planeamiento en el sistema deeducación superior; f) baja inversión pública para sostener las universidades nacionales y susistema científicoasociado y g) digitalización inconclusa de datos y procedimientos.

Durante la apertura de las sesiones legislativas 2021, el presidente Alberto Fernández informó que enviaría al Congreso un proyecto de una nueva ley de Educación Superior para "fortalecer el sistema universitario"que tendría como "punto de partida la gratuidad y el acceso irrestricto", para remplazar la ley actual sancionada en 1995. El primer mandatario convocó a un "gran acuerdo federal por la igualdad educativa". En ese momento, la presidenta del CIN Delfina Veiravé, rectora de la Universidad Nacional del Nordeste,se expresó: "Me parece necesario que se haga un debate y que participen el sector académico y otros sectores de la sociedad que tengan que decir algo de cuál es la universidad o educación superior que requiere el futuro de nuestro país."Durante los últimos 15 años ingresaron al Congreso Nacional varios proyectos de Ley para modificar la vigente, aunque ninguno ha tenido tratamiento a la fecha. 

La Universidad argentina necesita contar con mecanismos de decisión que permitan una gestión eficaz y ágil capaz de adaptarla al cambio constante de su entorno y, al mismo tiempo, adecuada para impactar en el medio que la sostiene de modo de mejorar sus condiciones a partir de la generación y transferencia de conocimientos. Contar con un nuevo marco normativo de base parece no sólo razonable sino también imprescindible. Sin embargo, existen intereses sectoriales que condicionan y dificultan la discusión.Es en este sentido que las dirigencias de los partidos políticos que tienen la responsabilidad de legislar, las corporaciones empresarias que usufructúan los conocimientos generados y las competencias de egresados formados en la universidad de gestión pública, los organismos internacionales como por ejemplo el Banco Mundial que financian los costos operativos de los largos procesos de reformulación de las leyes educativas, la sociedad como beneficiaria potencial del sistemay la comunidad académica que lo conoce deben llegar a acuerdos en cuestiones centrales.

(*) Decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy

Ultimas Noticias
Otras Noticias
OPINION ENFOQUE

Licencia social para la Facultad de Ingeniería

| comentarios

OPINION ENFOQUE

Facultad de Ingeniería: acciones con la sociedad

| comentarios