Martes 25 de Febrero del 2020



Proyectan el corto Los niños pintores de Chucalezna

03/10/2019


 En el marco del Mes de las Artes  Visuales, el Centro Cultural “Héctor  Tizón” continúa con su Ciclo de películas y cortometrajes, para hoy desde las 14 hasta las 18 se previó la  proyección del cortometraje (22 minutos) Chucalezna (1968), dirigido y  con guión de Jorge Prelorán. La producción, muestra a los niños de la escuelita rural de ese poblado, en la  Quebrada de Humahuaca, donde  aprenden a expresarse pictóricamente usando las paredes del aula como  caballete y papel donado por el hijo  de la maestra como tela.

Chucalezna no goza de ningún privilegio urbano, sólo existe la escuelita rural que cumple una verdadera  misión humana: educar a los niños y  solucionar cualquier tipo de problema que los habitantes llevan al maestro como única posibilidad de consulta. Es por lo tanto el centro cultural, corazón vivido y palpitante. Allí  acuden niños desde lugares muy lejanos, que con grandes sacrificios se  realizan: desde la escritura temblorosa hasta la expresión por medio de la  forma y el color, en la creación de  sus imágenes plásticas.

Hablamos de la Escuela Nacional  Nº 112, cuya directora Nicolasa de  Mendoza, tuvo la iniciativa de crear  un taller de dibujo y pintura; comenzó a funcionar en 1959 bajo la dirección del profesor Jorge Mendoza.  Desde entonces los niños tuvieron un  nuevo tipo de experiencias, que es el  hacer plástico; se dedicaron a la pintura, infundiendo en el taller actividad y crecimiento, y después de tres  años de trabajo se vieron las pinturas  en salas de exposiciones de Buenos  Aires, Mar del Plata, La Rioja, Salta  y San Salvador de Jujuy.

Concurren al taller casi la totalidad  de los niños que van a la escuela primaria y responden a las manifestaciones plásticas en otra medida que  el escolar de centros urbanos, pues  en su vida cotidiana están al margen  de influencias que distorsionarían  sus imágenes, como la televisión, la  radio, las revistas y la publicidad. En  los cuadros no escapa la sensación  del monumental paisaje montañoso y  la relación con diminutas figuras humanas, animales o casas. Es siempre  primero la montaña, luego la vida intrascendente en ella. Todas las pinturas, además dan un mensaje: cada  una es un instante de la vida. Para el  que sepa verlo, cada trabajo será una  obra de arte ante sus ojos.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.