Martes 19 de Noviembre del 2019



Purmamarca, pueblo auténtico y único por su naturaleza, historia, paisaje y tradición

10/11/2018


 Visitar Purmamarca es encontrarse con un pueblito andino de calles angostas y tranquilas, que conserva sus casas de adobe integradas en armonía con el entorno natural: una postal enmarcada por el cerro de los Siete colores de fondo. Es un lugar trazado en torno a sus tradiciones y su cultura, vivas en cada aspecto de su vida cotidiana. En la gastronomía típica: desde la cazuela de carne de llama hasta las papas andinas, humitas, tamales, locros y empanadas. En la música de los shows folclóricos y los encuentros de copleros. En las manos de las hilanderas y tejedoras que elaboran prendas con lana de oveja, llama, vicuña y alpaca. Y en las celebraciones legadas por generaciones como su famoso Carnaval durante el verano, o la Fiesta de la Pachamama y la de Santa Rosa de Lima, las dos en agosto.

Imperdible es una visita a la plaza “9 de Julio” y su feria artesanal, o a los talleres que trabajan con técnicas ancestrales para realizar prendas tejidas, mantas, cerámicas e instrumentos musicales; al Cabildo de Purmamarca; a la iglesia “Santa Rosa de Lima”, una auténtica reliquia cuyos muros de adobe y carpintería de cardón atesoran muchas historias; y al cerro de los Siete Colores y su singular belleza natural.
El pueblo conserva la arquitectura colonial y las costumbres y tradiciones de la Quebrada. Es el destino de muchas personas que buscan descansar en un lugar tranquilo y conocer los atractivos turísticos de la zona. Este, se encuentra sobre la ruta nacional 52 que se dirige al Paso de Jama (frontera Argentina-Chile) y a 4 kilómetros de la ruta nacional 9.
A Purmamarca llegan colectivos desde la Capital provincial y de otros pueblos de la región; y se 
encuentra a 2.324 msnm. Con una caminata se lo puede recorrer para descubrir sus calles y edificios antiguos. Frente a la plaza principal se encuentra la Iglesia de Santa Rosa de Lima, construida en el año 1648 y declarada Monumento Histórico Nacional. En el templo se destaca la antigua campana, los anchos muros y la carpintería de madera de cardón.
Otro de los edificios históricos es el cabildo colonial donde en la actualidad funciona la Biblioteca Popular “Viltipico, éste cabildo es el más pequeño de todo el país. Considerado el algarrobo abuelo de Purmamarca se calcula que tiene más de 650 años. La copa tiene más de 30 metros de diámetro y bajo su sombra descansaron las tropas del Ejército del Norte comandado por Manuel Belgrano. Se encuentra a un costado de la iglesia, sobre la calle Belgrano.
El cerro Siete Colores debe ser la montaña más fotografiada del país, el cerro es famoso por las tonalidades de colores que brindan los diferentes minerales en su ladera de belleza muy particular. El cerro Siete Colores se puede apreciar desde la calle que nace en la plaza principal y de diferentes puntos panorámicos del pueblo. Para tener en cuenta: muchas personas opinan que la mejor vista del cerro se da en horas de la mañana antes del mediodía porque el sol está a las espaldas de los espectadores.
El paseo de los Colorados, es un circuito de 3 kilómetros que se realizar por una huella de tierra ideal para hacer caminando y disfrutar de los paisajes y formaciones geológicas impresionantes. El recorrido nace en el mismo pueblo y pasa por el cementerio local. Por último, está la Cuesta de Lipán, sector de gran belleza de la ruta nacional 52 que se dirige en dirección al Paso de Jama en la frontera con Chile. El estado de la ruta es bueno y se encuentra asfaltada. Para acceder a la cuesta de Lipán se asciende a una altura de 4170 msnm., en el punto más alto hay un mirador para observar las impresionantes vistas, y al descender la cuesta se llega a las Salinas Grandes.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.