Martes 19 de Marzo del 2019



Un espejo de agua en medio de la Puna jujeña

El monumento natural Laguna de los Pozuelos está ubicado en el norte de Jujuy, entre las localidades de Rinconada, Lagunillas, Yoscaba, Cieneguillas y Pozuelos.

08/10/2016


 El monumento natural Laguna de los Pozuelos está ubicado en el norte de Jujuy, entre las localidades de Rinconada, Lagunillas, Yoscaba, Cieneguillas y Pozuelos.

Posee una superficie de 15.000 hectáreas y fue creado en el año 1.981. Presenta una fauna atractiva para cualquier viajero que guste del avistaje, y entre los más importantes animales se encuentran las gallaretas, el flamenco austral, la parina grande, la parina chica (estos dos últimos son una especie de flamenco de la Puna), patos como el maicero, el barcino y el puma.
Enclavada en la ecorregión de la Puna, una extensa llanura situada a una altura cercana a los 4.000 msnm, la Laguna de los Pozuelos es un cambiante cuerpo de agua salobre, cuyos límites dependen del aporte de los ríos de deshielo que descienden del macizo andino y de las serranías circundantes.
No deja de llamar la atención el marcado contraste entre los suelos pedregosos, apenas cubiertos por una vegetación achaparrada de arbustos y yaretas, y la diversidad de aves que pueblan la laguna empleándola como sitio de alimentación y de nidificación.
Aquí se dan cita aves que resultan exclusividades puneñas como la avoceta andina, el chorlito puneño y la gallareta gigante. Durante el verano arriban migradores del hemisferio norte como el falaropo tricolor y la becasa de mar. Pero son los flamencos quienes reinan en este espejo de agua, habiéndose contabilizado más de 30.000 ejemplares de las tres especies que pueden encontrarse en la Argentina: el flamenco común, y las parinas grande y chica. Tal es la importancia del área protegida en cuanto a la concentración de aves que en ellas habita, que en 1992 fue declarada Sitio Ramsar, por el nombre de la Convención nacida en hacia 1970 para proteger estos notables humedales.
En el año 1980, la Ley Provincial Nº 3749 cedía al Estado Nacional ( Administración de Parques Nacionales) la Laguna de los Pozuelos conjuntamente con los terrenos fiscales que conforman la zona de perilago del la misma. En el año 1990 la Reserva de la Biósfera de Pozuelos es declarada la primera reserva de la biósfera en Argentina.
La Laguna de los Pozuelos fue incluida en la Red al nivel de “importancia internacional” por albergar más de 100.000 aves playeras al año y más del 10% de la población biogeográfica de Calidris bairdii y Phalaropus tricolor.
Además, el monumento natural cuenta con las designaciones de Sitio Ramsar, Área de Importancia para la Conservación de las Aves (AICA), y sitio prioritario en la Red de Humedales del Grupo para la Conservación de Flamencos Altoandinos (GCFA). El año pasado, también fue designado oficialmente como “Sitio de Importancia Internacional” de la Red Hemisférica de Reservas de Aves Playeras (RHRAP).
Ecosistema: enclavada en la ecorregión de la Puna, una extensa llanura situada a una altura cercana a los 4.000 msnm, la Laguna de los Pozuelos es un cambiante cuerpo de agua salobre, cuyos límites dependen del aporte de los ríos de deshielo que descienden del macizo andino y de las serranías circundantes.
Clima: árido de altura, con oscilaciones térmicas de carácter extremo (hasta 43,5°C en un día). Las temperaturas medias van desde los 8°C en invierno (con mínimas de hasta -30°C) hasta los 16°C en verano (con máximas superiores a 30°C). Hay hasta 200 mm anuales de lluvia, concentrados en la época estival. En los meses fríos se presentan fuertes heladas y nevadas esporádicas. La temporada más recomendada para su visita es en marzo y abril, terminada la época de lluvias, cuando miles de flamencos pintan de rosa la laguna. Las precipitaciones veraniegas -escasas aunque intensas- suelen cortar los caminos de acceso.
Flora: no deja de llamar la atención el marcado contraste entre los suelos pedregosos, apenas cubiertos por una vegetación achaparrada de arbustos y yaretas, y la diversidad de aves que pueblan la laguna empleándola como sitio de alimentación y de nidificación.
Fauna: aquí se dan cita aves que resultan exclusividades puneñas como la avoceta andina, el chorlito puneño y la gallareta gigante. Durante el verano arriban migradores del hemisferio norte como el falaropo tricolor y la becasa de mar. Pero son los flamencos quienes reinan en este espejo de agua, habiéndose contabilizado más de 30.000 ejemplares de las tres especies que pueden encontrarse en la Argentina: el flamenco común, y las parinas grande y chica. Tal es la importancia del área protegida en cuanto a la concentración de aves que en ellas habita, que en 1992 fue declarada Sitio Ramsar, por el nombre de la Convención nacida en hacia 1970 para proteger estos notables humedales.
Sitios para visitar y actividades
Lagunillas, un minúsculo humedal puneño, reúne cientos de aves acuáticas al pie de altos cerros (35 km de la casa del guardaparque).
Desde Abra Pampa se llega a los pueblos históricos de Cochinoca (23 kilómetros por la ruta provincial 71) y de Casabindo (60 kilómetros por la ruta provincial 11), donde se realiza la única corrida de toros en suelo argentino.
También al onírico escenario de Salinas Grandes (a 125 kilómetros por la ruta nacional 40 y la ruta provincial).
La Quiaca a 81 kilómetros, Yavi a 100 kilómetros (donde se puede tomar cocimiento del marquesado de Yavi) y Yavi Chico (comunidad originaria) a la que se accede por la ruta provincial 5.
Rinconada (pueblo minero donde existe uno de los tres cabildos históricos de Jujuy) distante a 20 kilómetros desde Pozuelos  por la ruta provincial 7.
Santa Catalina (esquina noroeste de la Argentina) a 90 kilómetros desde Pozuelos por las rutas provinciales 70 y 5.
Santa Victoria Oeste (en la provincia de Salta), pasando por La Quiaca a 118 kilómetros por la ruta provincial 5.
Coranzulí (en ese poblado hay termas, historia de transhumancia y paisajes únicos) ubicada a 100 kilómetros aproximadamente desde Abra Pampa por la ruta nacional 40.
Como llegar, en auto: desde San Salvador de Jujuy por la ruta nacional 9 hasta Abra Pampa -donde está la oficina del área protegida-, y desde allí por la ruta provincial 7 hasta la casa del guardaparque y un camino interno hasta la laguna, de 7 kilómetros que en la estación de verano se corta debido a las precipitaciones de la época. También se puede llegar desde La Quiaca por las rutas provinciales 5, 7 y 7 que son unos 81 kilómetros.
Otros medios de transporte: a la Capital jujeña llegan ómnibus de todo el país y vuelos diarios desde Buenos Aires y Córdoba. Para llegar a Pozuelos se puede alquilar un auto, contratar los servicios de una agencia de turismo o llegar a Abra Pampa en ómnibus y cubrir los 50 kilómetros restantes en remise o colectivo (todos los días, salvo el domingo, hay servicios con destino a Rinconada que pasan por el Monumento Natural).




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.