Un 70% de los niños de países pobres no entienden lo que leen

Los niños de todo el planeta se están quedando rezagados desde el punto de vista educativo a causa de la pandemia de COVID-19. Lo dice un informe publicado esta semana por el Banco Mundial, la UNESCO y UNICEF. El nuevo pronóstico revela que la repercusión es más grave de lo que se pensaba anteriormente y llama a los gobiernos, en particular de los países más pobres, a actuar.

La pandemia de COVID-19 paralizó los sistemas educativos de medio mundo. Casi dos años después de su inicio, muchos alumnos no han vuelto todavía a las aulas, lo que está provocando retrasos educativos en muchos chicos, según un reciente informe publicado por el banco mundial en colaboración con UNICEF y la Unesco. Hay algunos países en América Latina donde los niños se han demorado mucho en regresar a la escuela.

El otro indicador que tenemos es el de pobreza de aprendizaje, que es el porcentaje de niños que a los 10 años no puede leer y entender un texto.

Los más pobres han sido los más afectados. Los que han tenido menos posibilidades de tener un estímulo educativo durante la pandemia. Los más ricos han tenido algún tipo de acceso, gracias a la educación remota. Son los niños de los grados más bajos donde se encuentran evidencias de pérdida de aprendizaje mucho más  grandes.

Tenemos también alguna evidencia en cuanto a inequidad en materia de género. Países donde hay menos aprendizaje entre las niñas que entre

los niños. Qué recomienda el informe de UNICEF, de la UNESCO y del Banco Mundial para mejorar el estado de los sistemas educativos del planeta?

Empezar por regresar a la escuela. Hay algunos países en América Latina donde los niños se han demorado mucho en regresar a la escuela. Los países de la OCDE han regresado a la escuela con mucha mayor urgencia. No es la misma escuela de siempre.

A veces son regresos parciales, unos días a la semana, pero ya es un regreso. En segundo lugar, es muy importante priorizar las habilidades  undamentales: lectura, escritura y habilidades numéricas.En tercer lugar, hay que mejorar la efi ciencia del proceso de aprendizaje. Por ejemplo, un niño que actualmente debería ir a 5º grado en realidad está volviendo al aula con las competencias de 3º (donde se quedó antes del inicio de la pandemia).

Los sistemas escolares tienen que adaptarse a las necesidades del niño, no a lo que dice la currícula.  

Ver más:
Ultimas Noticias
Otras Noticias
SUPLEMENTOS EL VIAJE DE DOS AMIGOS

De Ushuaia a La Quiaca en el mítico fitito

| comentarios