Martes 19 de Noviembre del 2019



Cómo fomentar un buen uso de la tecnología

El uso de ordenadores, tablets y smartphones forma parte de la rutina diaria de casi todas las familias y los niños se encuentran en contacto directo con la tecnología prácticamente desde que nacen.

14/12/2015


 El uso de ordenadores, tablets y  smartphones forma parte de la rutina diaria de casi todas las familias y los niños se encuentran en  contacto directo con la tecnología  prácticamente desde que nacen.  Desde las fotos de la ecografía  que se comparten en Facebook  hasta vídeos de sus primeras palabras, la tecnología está presente  desde antes de que puedan manipular dispositivos móviles. Muchos niños empiezan a jugar con  la tablet antes de aprender a hablar. Con los años, los niños se habitúan a que el teléfono móvil es  un artefacto siempre presente y a  que se puede utilizar para muchas  cosas: jugar, ver vídeos, sacar fotos y conversar con otras personas  usando el texto o la propia voz,  entre otras muchas cosas. En estas  etapas es muy importante fomentar un buen uso de la tecnología,  para evitar que los niños generen  una adicción a Internet, algo que  es más frecuente de lo que se  piensa: casi uno de cada cuatro  adolescentes se encuentra en riesgo de padecer algún tipo de adicción tecnológica.

El buen uso de la tecnología
Prohibir a los niños utilizar la tecnología que tienen a mano no es  la solución para protegerlos de  una posible adicción. Lo que se  debe hacer es inculcar una serie  de valores y buenas prácticas desde que son pequeños, para que  aprendan a hacer un buen uso de  las herramientas que tienen a su  disposición. Limitar el tiempo de  uso de la tablet, el ordenador o el  móvil es importante para que los  niños entiendan que no todo lo  que hacen debe estar centrado en  una pantalla. Para lograr esto se  deben crear unas normas claras  que marquen los límites de uso de  la tecnología para los niños, sencillas y fáciles de entender para  ellos. Se debe crear además un entorno en el que la tecnología quede fuera, sobre todo en los momentos en los que la familia está  reunida. Dejar en otra habitación  los móviles durante las comidas es  una buena práctica para toda la familia, pues fomenta momentos en  los que la comunicación se establezca en persona y para reforzar  el vínculo familiar.También es  conveniente que a partir de determinada hora ya no se utilicen estos dispositivos en casa. Esto ayudará a que los niños se preparen  para descansar mejor, pues el brillo de las pantallas puede provocar alteraciones del sueño. Se puede sustituir utilizar el móvil o la tablet por un rato de lectura con  mamá o papá antes de dormir: no  solo dormirán mejor, sino que estarán adquiriendo el hábito de la  lectura, algo muy positivo para  ellos a largo plazo. Si se detecta  que el niño tiene dificultades para  seguir estas normas y se muestra  irascible o ansioso cuando no está  conectado a la red, son señales de  alerta que indican que tu hijo debe dar un descanso a la red.
Los padres deben dar ejemplo en  el uso de las nuevas tecnologías,  teniendo buenas prácticas dentro  del hogar para lograr enseñar con  el ejemplo.
Algo fundamental para inculcar en  los niños el buen uso de la tecnología es que los padres sean los  primeros en aplicar las normas. Si  durante la cena se ha acordado no  tener el móvil en la mesa, deben  ser los primeros en dejarlo fuera.  Si se ha especificado que a partir  de una hora se debe desconectar  de la red o que hay una estancia  de casa libre de aparatos electrónicos, deben ceñirse a sus propias  normas. os niños son muy observadores y se adaptarán con mucha  más facilidad a las normas pautadas si ven que papá y mamá hacen lo mismo. Además, esto es beneficioso también para los  adultos, pues también pueden llegar a engancharse a la red sin darse cuenta.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.