Sábado 20 de Julio del 2019



BIOINGENIERÍA

Obtienen vegetales capaces de ser fuentes de alumbrado

¿Podría una exótica iluminación a base de vegetales reemplazar algún día al alumbrado eléctrico convencional?

18/12/2017


 ¿Podría una exótica iluminación a base de vegetales reemplazar algún día al alumbrado eléctrico convencional?

Imaginemos que en vez de conectar una lámpara cuando oscurece, pudiésemos leer gracias a la luz de una planta resplandeciente sobre la mesa. Esta es solo una de las múltiples aplicaciones prácticas que podríamos darle a este singular sistema de iluminación.
El equipo de Seon-Yeong Kwak y Michael Strano, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, ha efectuado un primer paso esencial hacia esa meta. Mediante la inclusión de nanopartículas especializadas en las hojas de la planta del berro, indujeron a esta última a proporcionar una débil luz durante casi cuatro horas. Los autores de este avance creen que, con una mayor optimización, tales plantas brillarán algún día lo suficiente como para iluminar debidamente un espacio de trabajo.
La idea es obtener una planta que funcione como una lámpara de escritorio, una lámpara que no tengamos que enchufar. La luz procede en último término de la energía del metabolismo de la propia planta. Esta tecnología podría también ser empleada para proporcionar una iluminación interior de baja intensidad, o para transformar a los árboles en farolas callejeras autoalimentadas.
La nanobiónica vegetal, una nueva área de investigación en la cual el laboratorio de Strano es pionero, pretende proporcionar a las plantas características novedosas, mediante la inclusión en ellas de diferentes tipos de nanopartículas. El objetivo del grupo es modificar las plantas para que estas se ocupen de muchas de las funciones que ahora desempeñan dispositivos eléctricos. Los investigadores han diseñado previamente plantas que pueden detectar explosivos y comunicar esa información a un smartphone, así como otras que pueden monitorizar las condiciones de sequía.
Parece lógico que la iluminación, que supone alrededor del 20 por ciento del consumo energético mundial, sea el siguiente objetivo. Las plantas pueden autorrepararse, disponen de su propia energía, y ya están adaptadas a un entorno exterior, tal como argumenta Strano, quien está convencido de que es una idea a la cual le ha llegado el momento de comenzar a hacerse realidad en la vida cotidiana.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.