Viernes 10 de Julio del 2020



AMENAZA CON IMPONER MÁS SANCIONES A FUNCIONARIOS

Estados Unidos aumentó la presión sobre Venezuela

Estados Unidos está moviendo piezas ante la situación en Venezuela. Tras ser uno de los países que ha presionado a Nicolás Maduro desde la Organización de Estados Americanos (OEA), refuerza ahora esa posición con la amenaza de imponer más sanciones a miembros de su Gobierno. La situación en Venezuela es “una verdadera tragedia”, manifestó el secretario de Estado, Rex Tillerson.

03/05/2017


Estados Unidos está moviendo piezas ante la situación en Venezuela. Tras ser uno  de los países que ha presionado a Nicolás Maduro desde la Organización  de Estados Americanos (OEA), refuerza ahora esa posición con la  amenaza de imponer más sanciones a  miembros de su Gobierno. La situación en Venezuela es “una verdadera  tragedia”, manifestó el secretario de  Estado, Rex Tillerson.

El presidente Donald Trump ha  mantenido básicamente hasta ahora  la política de Barack Obama hacia  Venezuela, aunque en los gestos ha  ido más allá que el demócrata, por  ejemplo, recibiendo en el Despacho  Oval a Lilian Tintori, la esposa del  opositor encarcelado Leopoldo López, o con su poco diplomática retórica. “Venezuela es un desastre”, dijo la semana pasada ante el argentino  Mauricio Macri.
La visibilidad estadounidense está  aumentando ahora con el agravamiento de la crisis en el país latinoamericano, donde una treintena de  personas ha muerto en las protestas  contra Maduro que la oposición sostiene desde hace semanas y donde el  mandatario acaba de convocar una  Asamblea Constituyente para redactar otra Carta Magna que dejaría en  el aire las elecciones presidenciales  de 2018.
“Lo que el presidente Maduro está  intentando hacer de nuevo es cambiar las reglas del juego”, dijo Michael Fitzpatrick, subsecretario de  Estado adjunto para el Hemisferio  Occidental, al abrir esta semana la  puerta a nuevas sanciones, tras las  que Washington impuso en febrero  al vicepresidente Tareck El Aissami.
El hombre fuerte del Gobierno de  Maduro fue incluido entonces por el  Departamento del Tesoro en la lista  “Kingpin”, que es la lista negra de  narcotraficantes, y vio congelados  sus activos en Estados Unidos.
Un grupo de nueve destacados senadores presentó ayer un proyecto de  ley en el Capitolio, dando a la administración Trump una vía para la imposición de nuevas sanciones.
“Es interés estratégico de Estados  Unidos apoyar el restablecimiento de  la democracia en Venezuela y trabajar con socios regionales para situar  al país de nuevo en una senda de paz,  prosperidad y estabilidad”, manifestó el senador demócrata Ben Cardin,  máximo copatrocinador del proyecto  junto al republicano Marco Rubio.
Este último, contrincante de Trump  en las primarias de su partido, es uno  de los más beligerantes en el tema de  Venezuela y ha apremiado al mandatario a ir más allá de lo que fue Obama. Él fue el que medió para que el  presidente recibiera a Tintori.
Esta semana, Rubio se reunió con el  secretario general de la OEA, Luis  Almagro, uno de los mayores críticos de Maduro, para analizar la situación una vez que el mandatario  presentó formalmente el escrito para  abandonar la organización después  de que esta aprobara convocar a los  cancilleres para tratar el tema  venezolano.-




RELACIONADAS

CON UNA CURVA EN PLENO ASCENSO

El mundo superó los 12 millones de infectados

CON CASI 12 MILLONES DE CASOS EN EL MUNDO

Preocupan los rebrotes en Europa y Medio Oriente








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.