Miércoles 19 de Junio del 2019



TRAS ACCIONAR DE LA BRIGADA DE INVESTIGACIONES

Uno de los gitanos detenidos estafó a familia de Santiago

Al menos uno de los gitanos imputados en una estafa en contra de dos personas oriundas de Santiago del Estero, fue detenido durante el reciente operativo realizado por la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Jujuy, y puestos a disposición de la Fiscalía Penal.

02/04/2017


  Al menos uno de los gitanos imputados en una estafa en contra de dos  personas oriundas de Santiago del  Estero, fue detenido durante el reciente operativo realizado por la Brigada de Investigaciones de la Policía  de la Provincia de Jujuy, y puestos a  disposición de la Fiscalía Penal.

 Los gitanos habían cometido el delito el 28 de diciembre de 2015 en el  barrio San Pedrito de esta ciudad en  contra de padre e hijo de apellido  Ovejero, oriundos de Santiago del  Estero, quienes entusiasmados por el  anuncio en un diario de esa ciudad  por la venta de vehículos 0 Km. y a  precios accesibles, se trasladaron a  San Salvador de Jujuy para llevar a  cabo la operación de compraventa.
 Las víctimas se contactaron vía telefónica con un tal “Maxi López”,  nombre ficticio del gitano Franco  Juan, con quien acordaron encontrarse en un domicilio de calle Zurueta.  Allí en la vivienda que colinda con  otros conocidos gitanos involucrados  en hechos delictivos similares, los  esperaba el ya mencionado y su padre.
 Como “buenos anfitriones” los invitaron a almorzar, luego del cual los  hicieron recorrer un galpón donde tenían las unidades automotores a la  venta, entre ellos un Ford Eco Sport  0 Km. sobre el cual los “vendedores”  tasaron en casi 160 mil pesos, incluido otros conceptos como seguro y  gastos administrativos.
 Posteriormente y hablando de negocios, los santiagueños les hicieron  entrega de 77.600 pesos en efectivo,  es decir la mitad de lo acordado, ante  lo cual Juan se hizo de la plata para  retirarse argumentado que se iba a  encargar de los papeles de la transferencia, Más tarde volvió y dijo que  esos papeles iban a estar a las 08:00  del día siguiente, por lo que los Ovejero pernoctaron en un residencial  para la mañana siguiente concretar y  completar la operación, abonando el  resto del dinero acordado.
 Sin embargo, el gitano los llamó  vía telefónica diciéndoles que se iba  a Tucumán de urgencia y que iba a  demorar su regreso, que se quedaran  tranquilo y que iba a cumplir con la  palabra empeñada. Pero, pasaron los  días, hasta que radicaron la denuncia  en la Brigada de Investigaciones,  atento a que se avecinaban los festejos de fin de año.
 La investigación demoró, pese a las  pruebas aportadas por los damnificados, quienes al menos pudieron sacar  fotos de los acusados y del galpón.  Los gitanos llegaron a mantenerse  ocultos y se habían ausentado de la  provincia, atento a que se habían  practicado algunos allanamientos,  pero con resultado negativo.
 Hasta que finalmente el viernes último, efectivos de la División Robos  y Hurtos y del CEOP lograron capturarlos tras una persecución con tintes  cinematográficos. El procedimiento  se realizó en un inmueble de avenida  Corrientes, con orden de allanamiento y detención, cuando los gitanos  del clan Juan fueron sorprendidos,  pero opusieron resistencia para luego  escapar en una camioneta. Esta después fue abandonada y los gitanos  ascendieron a un colectivo pretendiendo burlar el cerco policial, lo  cual no aconteció porque fueron finalmente atrapados.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.