Domingo 17 de Noviembre del 2019



DECORACION DE INTERIORES

Cómo adaptar un dormitorio a cada estación

Es tan normal mudar el armario de estación en estación como mudar los complementos de casa: en invierno se agradecen las alfombras mullidas y las mantitas de sofá, y en verano los suelos frescos y las cortinas claras.

15/02/2017


En esta nota se profundizarán los  cambios de decoración que se  pueden realizar en el dormitorio  para convertirlo en un espacio  fresco y ventilado en verano o en  un lugar acogedor y cálido en invierno: el truco está en las sensaciones que transmiten los objetos  y los textiles.
Las estaciones del año son muy  importantes para nuestro estado  de ánimo, tu entorno es diferente  y un mismo lugar puede parecerte  un espacio distinto en diferentes  épocas del año. El descanso confortable está a tan solo una parada, es decir, la de tomar una buena decisión.
En la primavera y en el verano la  casa se traduce en abrir las ventanas al aire fresco y a la vitalidad  que irradia el sol. Para amplificar  esta sensación de confort cálido  que nos da la primavera y contrarrestar el calor sofocante de verano, los textiles son el mejor aliado.  Colchas y ropa de cama: Si vives  en la costa seguramente no la necesites en verano pero en el interior por las noches siempre viene  bien tener una finita a los pies de  la cama. Mezcladas con tus sábanas puedes crear combinaciones  de lo más frescas. Une estos dos  textiles entre blancos y tonos claros, pasteles o flúor, el frescor en  verano está asegurado.
 Almohadones: Pasa lo mismo que  con la ropa de cama, elige colores  claros o frescos para tejidos más  bien finos y de materiales naturales como el lino. Repartirás el frescor por toda la casa con cambiar  las fundas de tus almohadones.  Instala algunos en la silla para  cambiarte o en un rincón dedicado a la relajación y solo podrás  pensar en lo a gusto que estás en  tu dormitorio.
Cortinas: En primavera apetece  ver los rayos de sol desde primera  fila. Eligiendo cortinas blancas,  claras o de colores intensos de tejidos finos y vaporosos la luz entrará para llenar tu dormitorio de  calidez pero no de calor.
Alfombras: Las alfombras pueden  dar un toque de color al ambiente  o intensificar la sensación de frescor si te decantas por un color claro. Las menos cálidas o de pelo  corto siempre serán buenas aliadas.
Elegir los textiles de invierno lo  hacemos con la mano tendida al  confort y al calor. En una época  en la que pasamos más horas en  casa y nos apetece estar acurrucados, nos fijamos más que nunca  en cómo preparamos nuestro dormitorio para descansar a pierna  suelta.
Ropa de cama: La ropa de cama es  la reina del confort en invierno. Si  además eliges junto a la ropa de  cama de un tono cálido u oscuro,  el confort será mayor: ayudarás a  que tu cama se vea más recogida y  la sensación de temperatura agradable aumentará.
 




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.