Martes 16 de Julio del 2019



La nueva Peugeot 2008 llega al país

El 2008 recurre al peculiar encare de la marca, que hace más foco en la vida civilizada y la elegancia, que en las cualidades off-road, ya sea por actitud como por aptitud.

03/11/2016


La gama del Peugeot 2008 se compone de 4 versiones, las 3 primeras tienen el motor 1.6 litros de  115 CV, y la Sport, en el tope de  gama, utiliza la versión turbo con  165 caballos. En todos los casos la  tracción es simple. En esta prueba  manejamos el nivel Feline que es  el más equipado con el motor de  115 caballos.
MECANICA Y SEGURIDAD
El 2008 comparte plataforma con  el 208, pero es un poco más alto y  largo sumando 113 mm y 184 mm  respectivamente, pero manteniendo la misma distancia entre ejes.  Respecto de competidores como  los EcoSport, Tracker y Renegade  es ligeramente más corto y angosto, pero sobre todo es más bajo  entregando unas proporciones  más propias de un vehículo civil  que de un SUV batallador.
Hablando puntualmente de la mecánica, tenemos 115 caballos y  unos 152 newton metros a 4.000  revoluciones que son canalizados  al eje delantero mediante una caja  manual de 5 cambios.
INTERIOR
Hablando un poco en términos  generales del interior del 2008, es  casi igual al del 208, pero tiene algunos cambios, por ejemplo se  trabajó en la gama de tonalidades.  En el caso del Peugeot 2008 Feline  predomina el marrón -o bronce-,  que se expande por el tablero y  llega al tapizado tela/cuerina de  las butacas.
EQUIPAMIENTO
Cómo es costumbre en Peugeot, la  dotación de su versión más equipada incluye todo lo que podemos pedir y un poco más. La lista  de destacados incluye climatizador dual y equipo multimedia con  pantalla táctil de 7” que funciona  realmente bien e incluye navegador y conexiones de casi todo tipo. Además, cuenta con sensores  de estacionamiento delanteros y  traseros, muy prácticos en los autos modernos donde la trompa  permanece escondida desde la  vista del conductor. Una de las  particularidades del 2008 es la posición de manejo, con esto que  Peugeot llama i-cockpit conformado por un volante muy pequeño y  un cuadro de instrumentos elevado que se ve por arriba del aro.  Los más tradicionalistas se pueden  quejar, pero es cómodo y los brazos quedan en una postura descansada.
 




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.