Domingo 15 de Setiembre del 2019



Originales sillas de descanso

¿A quién no le gusta descansar arrullado por el vaivén de una mecedora? El ir y venir de una hamaca recuerda la infancia, y es ideal para descansar por las tardes.

26/10/2016


Las sillas colgantes no deben considerarse como un objeto antiguo,  de gran peso e incómodas. Es ideal para descansar por las tardes los  fines de semana o para leer por las  noches antes de dormir. Son prácticas, acogedoras, y además un  gran detalle para la decoración.
Las más sencillas son las sillas colgantes de tela: se pueden descolgar fácilmente cuando se necesite  y guardarlas en poco espacio, como si fueran hamacas paraguayas.  Si se busca un objeto más sofisticado, esta hamaca circular es ideal. Los almohadones pueden servir, porque la hacen más  confortable, funciona como un  pequeño living en miniatura, o un  verdadero sofá colgante. Pero si  no se cuenta con un árbol fuerte  que soporte el peso de la hamaca,  no es un problema: también se  puede construir este soporte para  hamacas.
Otro de los espacios que puede  decorarse con una silla colgante  es el cuarto de los niños. Hay muchos estilos de sillas colgantes diferentes, pero entre las más prácticas se encuentran las hamacas individuales. Además de ser fáciles  de colocar y livianas, permiten jugar con los colores y diseños, para  estar a tono con la decoración. Se  pueden fabricar de forma casera,  cosiendo unos ojales a alguna  manta de tela firme. Luego se debe colgar, con sogas fuertes, de  una varilla de madera con perforaciones, y sujetarla con algún nudo  o amarre.
 




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.