Sábado 06 de Junio del 2020



CRIMEN DE “LA VALIJA” EN BUENOS AIRES

Los dos prófugos pasaron por Jujuy rumbo a Bolivia

Los investigadores del crimen de María Cecilia “Tati” Caviglia, la dueña de un hostel del barrio porteño de San Cristóbal que apareció asesinada y calcinada en una valija en la ruta 2 en Dolores, confirmaron por datos migratorios que los dos prófugos por el asesinato cruzaron juntos a Bolivia tras venir a Jujuy, a tres días del asesinato y que sólo uno de ellos regresó a Argentina el mismo día.

12/09/2016


Según la información que cita a  fuentes judiciales y policiales, los registros migratorios obtenidos para la  causa por los detectives de la división Búsqueda de personas de la policía federal -los primeros que trabajaron en la investigación-, el imputado Joel Maximiliano Báez (29)  continúa prófugo en Bolivia, mientras que el empleado de confianza de  “Tati”, Ezequiel Víctor Blanco (28),  quien en las últimas horas dio una  nota a un diario de Quilmes, regresó  a Argentina pero aún se encuentra  prófugo.
 “El 25 de agosto por la noche ocurrió el crimen, el 26 a la madrugada  apareció el cadáver calcinado en la  valija en Dolores, a la tarde Blanco y  Báez se fueron a Retiro y se tomaron  juntos un micro a Jujuy. Viajaron todo el día 27 y el 28 cruzaron a Bolivia por el paso La Quiaca-Villazón”,  indicó uno de los investigadores policiales del caso.
 La misma fuente refirió que los registros migratorios obtenidos por los  detectives de la federal revelaron que  el mismo 28 Blanco decidió hacer el  camino inverso y cruzó, esta vez solo, desde la localidad boliviana de  Villazón a la argentina de La Quiaca.
 Esos registros migratorios contradicen lo que había manifestado el  imputado Blanco en el escrito que  presentó el 2 de septiembre ante la  Cámara del Crimen para dar su versión del hecho de sangre, lo que declaró en la entrevista que le dio desde  la clandestinidad al diario El Sol de  Quilmes y lo expresado por sus abogados.
 Es que, según la versión del propio  Blanco, cuando llegaron en micro  hasta La Quiaca, Báez le robó casi  todas sus pertenencias y cruzó hacia  Bolivia, mientras que desde La Quiaca se comunicó con su familia jujeña  y decidió volver a Buenos Aires para  asesorarse con abogados y dar su  versión de los hechos.
 Los pesquisas creen que Báez aún  continúa en Bolivia, donde tendría  familiares, y desde donde incluso  cuando aún no se sabía que él era  prófugo, se contactó a través de Facebook con personas que participaban de la búsqueda de Caviglia por  redes sociales para ofrecer datos a  cambio de 5.000 dólares.
 “Se puso en contacto con una mujer que compartió la foto con la búsqueda de la mujer y en ese chat él decía que sabía lo que le había pasado a  Caviglia, incriminaba a Blanco y pedía 5.000 dólares a cambio de la  información”, señaló otro de los investigadores.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.