Lunes 21 de Enero del 2019



Jujuy en el Mapa del Turismo Gastronómico nacional

El pasado miércoles se presentó Cocin.AR, un novedoso Plan Estratégico de la Cocina Argentina que tiene como objetivo revalorizar el patrimonio cultural-gastronómico de nuestro país y posicionar la cocina argentina a nivel internacional.

20/08/2016


 El pasado miércoles se presentó Cocin.AR, un novedoso Plan Estratégico de la Cocina Argentina que tiene como objetivo revalorizar el patrimonio cultural-gastronómico de nuestro país y posicionar la cocina argentina a nivel internacional.

Las provincias venían mostrando sus atractivos culinarios de manera individual, pero no había hasta ahora un plan que definiera la estrategia a nivel nacional, es por eso que este ambicioso proyecto, 100 por ciento federal, involucra a toda la cadena de valor turística del país.
En este sentido, las economías regionales se fortalecerán a través de la diversificación productiva y la puesta en valor de los alimentos de cada región, destacando su identidad y contenido histórico.
El proyecto está liderado por el Ministerio de Turismo de la Nación y colaboran el Comité Interministerial de Facilitación Turística, el Ministerio de Cultura de la Nación y la Cámara Argentina de Turismo, además de otros ministerios y entidades que apoyan el Plan.
Cocin.AR tiene distintas fases y etapas de implementación. Entre éstas figura el diagnóstico y el relevamiento de la oferta a través de 24 talleres de planificación del desarrollo del turismo gastronómico, a realizar en cada provincia del país. También están pautados 6 foros regionales para consolidar la identidad de cada región, incluyendo estrategias, programas y proyectos.
De esta manera se generará una oferta consolidada con una propuesta concreta de platos tradicionales en todos los restaurantes, mercados y con un mapa de rutas gastronómicas y productores gastronómicos.
Concluirá así la formulación del Plan Nacional de Desarrollo del Turismo Gastronómico 2017-2027, junto a la elaboración de un Mapa del Turismo Gastronómico de la Argentina que da como resultado un esquema de la cocina argentina y un plan estratégico.
El Plan también incluye, entre otros puntos, el lanzamiento de un posgrado en cocina argentina, cuya currícula será diseñada en conjunto con las autoridades educativas nacionales. La currícula incluirá la historia de la comida típica y regional con inventarios de recetas tradicionales.
En Jujuy                       para comenzar
a degustar                  exquisiteces
Trabajar en la huerta, aprender a ordeñar y pasear cabras, y descubrir sabores regionales es un encanto que transcurre entre historias familiares y leyendas.
La posibilidad de pasar a ser un jujeño más es una experiencia llena de belleza para alguien de otros pagos. Con la ayuda de las comunidades en medio de los cerros de Jujuy, vivenciar eso durante unos días está al alcance de los visitantes. Con respeto y calidez, alojarse en una casa rural, ayudar con las tareas cotidianas, aprender de las familias y disfrutar de las costumbres es tan rico como probar la gastronomía típica de las fiestas populares.
Es una misión noble sumarse a los quehaceres comunitarios desde temprano. Después de un buen desayuno de api con tortillas llega el momento de ordeñar las cabras y obtener leche para el queso, cuidar los cultivos o aprender las técnicas ancestrales de la artesanía en tejido con lanas.
Las actividades van desde cocinar en el horno de leña, cosechar hortalizas para el almuerzo, pasear a las cabras, hacer un guiso de papa oca, hasta aprender  a preparar  recetas locales y sus secretos. Cada opción implica contactarse con el legado de cientos de generaciones y la Pachamama, como descubrir riquezas arqueológicas y probar sabores desconocidos en un guiso de mote, una kalapurka andina, una sopa majada o platos en base a quinua.
En comunión con los orígenes, las leyendas y las recetas de la abuela están a la orden del día en la voz de los pobladores. Pisar la tierra, sentir el olor de la leña y los animales, probar el agua de vertiente o un pan recién horneado hace revalorizar las cosas importantes y llena el espíritu.
El eje de la ruta nacional Nº 9, que comunica varios pueblos, lleva por Ocumazo, Hornaditas, Valle Colorado, Punta Corral, Tumbaya Grande. Los pueblos de Red Espejo de Sal se encuentran en rutas provinciales conectadas a la ruta nacional Nº 52, con propuestas de turismo rural comunitario durante todo el año. En agosto cuando se honra a la Pachamama, permite un mayor contacto con los orígenes en el marco de esas fiestas populares. Sólo queda elegir cuándo ir y dejarse llevar.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.