Jueves 20 de Junio del 2019



HOGARES ACTUALES

Una reforma para ganar luminosidad y amplitud

Reconvertir un piso ubicado en un edificio modernista en un hogar actual sin perder su encanto original fue el principal reto al que se enfrentó el estudio de diseño interior Dröm Living a la hora de remodelar esta residencia familiar de 83 m2, situada en pleno centro de Barcelona. Sus nuevas propietarias, una joven madre y su hija de 4 años, necesitaban un lugar amplio, luminoso y alegre, pero se encontraron con un primer piso parcialmente exterior, tabicado y, por ende, oscuro. Para ganar en luz y metros se ejecutaron cambios importantes en la distribuciónà ¡reforma en marcha!

18/05/2016


 Reconvertir un piso ubicado en un  edificio modernista en un hogar  actual sin perder su encanto original fue el principal reto al que se  enfrentó el estudio de diseño interior Dröm Living a la hora de remodelar esta residencia familiar de  83 m2, situada en pleno centro de  Barcelona. Sus nuevas propietarias, una joven madre y su hija de  4 años, necesitaban un lugar amplio, luminoso y alegre, pero se  encontraron con un primer piso  parcialmente exterior, tabicado y,  por ende, oscuro. Para ganar en  luz y metros se ejecutaron cambios importantes en la distribuciónà ¡reforma en marcha!

El piso inicialmente contaba con  una sala de estar, la cocina con  patio exterior, dos dormitorios, un  baño completo y un aseo. Fue en  la zona de estar y en el dormitorio  principal donde se realizó el cambio más radical, prescindiendo de  tabiques y puertas. Aunque bien  conservados, hubo que restaurar  las molduras del techo y el parqué  de madera. Para las paredes, salvo  el naranja elegido en el dormitorio  principal, se optó por una gama  cromática que va del suave gris de  la cocina al contundente negro pizarra del vestíbulo. Los muebles  minimalistas y a medida conviven  con piezas de diseño en azul turquesa, cuyo resultado es un conjunto vital, luminoso y fresco.
UNA REFORMA                  RESPETUOSA
-El principal objetivo de la obra  era renovar la distribución del piso con el fin de ganar luminosidad  y amplitud en las zonas comunes,  pero sin renunciar a su carácter  modernista; es decir, techos altos,  molduras y rosetones, puertas y  vidrieras majestuosasà
-Se eliminó parte del tabique en la  zona de estar, transformándola en  dos ambientes comunicados: salón y cocina-comedor. Así, se ganaba claridad en el salón, antes  oscuro, y la cocina se ampliaba  con una zona de office. Un vano  en el dormitorio principal permitió  sumarle un vestidor a costa de un  dormitorio contiguo.
-El parqué, de madera, se pulió y  se restauró, al igual que las puertas. La iluminación, allí donde no  llegaba la luz natural, se solventó  con plafones alineados, focos de  luz simétricos 
y lámparas de techo duplicadas.
UN SALÓN BIEN ILUMINADO
El tabique que separaba inicialmente el estar de la cocina se  abrió, en parte, para que la luz natural fluyera a través de dos grandes ventanales con salida al patio.  Tres apliques simétricos se encargan de proporcionar una iluminación focal más íntima. Mobiliario,  de Dröm Living. Blanco y gris: la  pareja perfecta. Con el fin de atrapar la luz natural en un ambiente  originalmente oscuro, se optó por  pintar las paredes del salón en un  gris suave, solo interrumpido por  el blanco de molduras y carpintería. El mobiliario combina el blanco con pequeños toques de color.
MOLDURAS RESTAURADAS
Los techos modernistas jugaron  un papel clave en la reforma. Se  reconstruyeron la mayori´a de las  molduras y en el salo´n, se duplico´  uno de los rosetones para la ubicacio´n de dos la´mparas de techo  similares, una en cada extremo de  la estancia. Alfombra, de LLedo´  Mas. Sobre el sofa´, una ventana de  ventilacio´n (ya existente) comunica con el segundo dormitorio.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.