Sábado 07 de Diciembre del 2019



Una casa decorada con complementos a todo color

Alfombras, cojines y complementos a todo color llenan de alegría y vitalidad este piso, ubicado en el madrileño barrio de La Latina. Su interiorismo es un excelente ejemplo de cómo animar un ambiente cuando se parte de una base en blanco.

27/04/2016


Cuando el equipo del Studio BMK se hizo cargo de la decoración de este piso, su primera reacción fue de entusiasmo. Tanto el salón como el dormitorio principal tenían acceso directo a una terraza que recorría toda la planta, y a través de los ventanales y las puertas acristaladas por las que se salía al exterior, entraba abundante luz natural. Además, la distribución, con un gran espacio diáfano central, permitía organizar una zona común amplia y confortable. Por último, al tratarse de un ático, la vivienda poseía tejado a dos aguas, con vigas vistas de madera y zonas abuhardilladas que permitían jugar con los volúmenes. Una base perfecta para planificar un interiorismo con encanto.
El Studio BMK trabajó sobre una base neutra con paredes, techos y carpinterías en blanco e imprimió carácter a los ambientes a través de complementos de color. El espacio central, con una planta rectangular, se reservó para el salón-comedor. La zona de estar se amuebló con dos sofás enfrentados, de manera que durante las tertulias se disfrutara de las vistas con independencia del lugar donde se tomara asiento.
La elección del mobiliario fue clave a la hora de decorar cada ambiente. Muebles de estilo nórdico conviven con piezas emblemáticas del diseño. Los complementos desempeñan un papel esencial: esferas de cristal, taburetes de cerámica o lámparas con pie dorado y pantallas negras completan un interiorismo muy personal. Mención especial merecen los textiles. Alfombras, cojines, ropa de cama e, incluso, el cabecero del dormitorio principal se caracterizan por estampados en los que se repite un patrón; rombos, líneas en zigzag, espigas y motivos geométricos se reiteran entre vivos colores y se convierten en elementos fundamentales para dar dinamismo a la decoración.
Pero es en el baño donde mejor se aprecia el dominio de los volúmenes. La cisterna, empotrada, termina en una pequeña repisa. A su lado, el mueble de lavabo se empotra en el murete y llega hasta el final de la pared, de manera que solo la mitad sobresale; así, el espacio parece más despejado.
APARADOR Y MESA DE   CENTRO DE MADERA
A través del salón se accede a los dormitorios. De ahí que sus muebles se distribuyeran de modo que facilitaran una circulación fluida. Aparador y mesa de centro, de Maisons du Monde. Sofás y alfombra, de El Corte Inglés. De Anmoder: lámparas con el pie dorado; prismas de piedra; plato estampado con perro y candelabros sobre la consola situada detrás del sofá. Arreglos florales, de Jacaranda Flor Design.
MESA ANTIGUA                  DE MADERA
La pieza clave del comedor es una mesa antigua de madera, en acabado natural. La belleza de sus líneas se realza al compartir espacio con las sillas, inspiradas en el modelo Tulip, de EeroSaarinen, todo un icono del diseño industrial del siglo XX.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.