La Argentina a favor del aporte del FMI, y llegarán u$s4.300 millones

Buenos Aires - El ministro de Economía, Martín Guzmán, en representación de la Argentina, votó ayer martes a favor de la asignación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) por 650 mil millones de dólares, de los cuales el equivalente a 4.355 millones de dólares llegarían al país en agosto.

"Hoy Argentina dice sí a la nueva asignación de DEG por 650 mil millones de dólares, una decisión multilateral positiva para el mundo y para nuestro país", sostuvo Guzmán, y agregó: "Liderazgos globales positivos y un trabajo de diplomacia multilateral del que Argentina fue parte hicieron posible este logro".

La nueva asignación de DEG se distribuirá entre los países según su cuota de participación en el organismo. De esta manera, la Argentina recibirá el equivalente a 4.355 millones de dólares, lo que permitirá fortalecer la posición cambiaria del país.

La votación de los 190 ministros y gobernadores miembros del Fondo finaliza el 2 de agosto. Si más del 85% de los votos son positivos y se aprueba la nueva emisión de DEGs, estos serían distribuidos a fines de ese mes.

Junto a otras naciones, la Argentina apoya la creación de un mecanismo para redistribuir DEG de países que no los utilizarán hacia aquellos más necesitados de liquidez para lidiar con los desafíos de la pandemia y una recuperación sustentable e inclusiva.

Durante el último encuentro de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G20, se discutió la creación de un "Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad" para que los DEG de los países que no los utilicen puedan redistribuirse entre las naciones vulnerables y de ingresos medios.

Más allá de las complejidades de toda negociación con el FMI y más aún por la cifra inédita de 44.000 millones de dólares deuda que el país tomó con el organismo, el Gobierno apuesta a que este nuevo Fondo de Resiliencia disponga una nueva línea de crédito con menos sobrecarga de tasas y plazos más largos a la que podría acceder el país una vez que esté disponible, a tono con la postura del kirchnerismo más duro. Al mismo tiempo, se canalizarían los DEG de los países más ricos que no necesitan de esos recursos para hacer frente a la recuperación de la economía post-pandemia de Covid-19.

Los DEG son un activo multilateral creado en 1969 por el FMI. Complementa las reservas oficiales de los países miembros, da liquidez pero no constituye una moneda en sí misma en el sentido estricto. Es un derecho potencial sobre un conjunto de monedas. En la actualidad éstas son el Dólar estadounidense, el Euro, el Renminbi chino, el Yen japonés y la Libra Esterlina, y el precio del DEG está determinado por el valor ponderado de dichas monedas.

En cualquier caso, los casi US$ 4.400 millones asegurados son una buena noticia para el gobierno argentino.

"Los DEG que recibirá el Gobierno serán claves para afrontar los próximos vencimientos con el FMI, ya que sumados al superávit comercial estimado en poco más de US$ 8.000 millones entre junio y enero de 2022, serán determinantes para atender las necesidades de dólares vinculadas con el pago de intereses y capital de la deuda pública y privada", dijo la consultora Delphos en un informe.

Mientras tanto, la discusión de fondo (el demorado programa) avanza muy lento. Si bien el mercado espera el "driver" del acuerdo, Argentina no está muy apurada.

Hasta las elecciones, como mínimo, la narrativa será que siguen "las conversaciones constructivas", aunque haya progresos reales que no se comuniquen. Después de que abran las urnas, se espera que todo se acelere y que el nuevo acuerdo llegue en algún momento del verano. En concreto, antes de marzo de 2022, cuando el país debería poner más de US$ 3.500 millones sobre la mesa.

Ver más:
Ultimas Noticias
Otras Noticias
NACIONAL ATENUARON SU PENA POR ESTUDIOS

Condenado por el caso Ciccone, otorgaron la libertad condicional a Boudou

| comentarios