Agravaron la condena a Sala por el violento escrache a Morales en 2009

El Tribunal Oral Federal 1 de Jujuy resolvió agravar la condena que se le había puesto a la dirigente Milagro Sala por el violento escrache contra el entonces senador y hoy gobernador Gerardo Morales, en el año 2009. De esta manera, la dirigente social queda al borde de volver a la cárcel.

Sala fue condenada ayer a una pena de tres años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo. Es por los delitos de daño agravado y amenazas coactivas, en calidad de instigadora. También fueron condenadas las dirigentes María Graciela López (tres años y seis meses) y Ramón Salvatierra (dos años y un mes en suspenso).

La defensa de la dirigente de la Tupac Amaru había presentado ante el tribunal oral un pedido de prescripción para el delito de amenazas. Pero hace diez días los jueces Mario Héctor Juárez Almaráz, Alejandra Cataldi y Liliana Snopek rechazaron esa presentación. Entonces, el abogado de Morales pidió la "inmediata efectivización de la condena de arresto y el envío al penal federal de General Güemes, en Salta".

"Milagro Sala no es una presa política, ni tampoco es una política presa, es una delincuente condenada. No lo dice Gerardo Morales, ni la Justicia de Jujuy, lo dice la Justicia Federal, la Corte Suprema de Justicia y la Cámara de Casación Penal. Debe ser inminente el dictado de sentencia y el traslado para que cumpla la condena", decía ese día el abogado defensor de Morales.

Sala, que cumple con arresto domiciliario, ya había sido condenada a la pena de tres años, pero solo por el delito de daños. Luego, en 2017, la Cámara de Casación ordenó dictar un nuevo fallo, agregando el delito de amenazas.

A último momento, la defensa de la dirigente social presentó una denuncia ante el Consejo de la Magistratura de la Nación contra los integrantes del Tribunal Oral Federal de Jujuy "por mal desempeño".

La dirigente fue condenada por el escrache que organizó en contra de Gerardo Morales y el entonces titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), el fallecido dirigente radical Leandro Despouy, en un encuentro que se había convocado en 2009 en el Consejo de Ciencias Económicas de la capital jujeña. A ambos, los militantes de Sala los agredieron, con huevazos y elementos contundentes que les arrojaron, junto a una serie de amenazas.

Desde entonces pasaron más de 12 años. En todo ese tiempo intervino tres veces la Corte Suprema, que en su última intervención ordenó al tribunal oral que dicte una condena acorde a todos los delitos verificados en el expediente.

Ultimas Noticias
Otras Noticias