Otorgaron a Luque la eximición de prisión

La defensa de Leopoldo Luque amplió la presentación del lunes pasado y realizó un pormenorizado descargo sobre la actuación del médico, deslindó responsabilidades en otros profesionales, en la familia y en el propio Maradona.

 El médico Leopoldo Luque, uno de los dos profesionales investigados como posibles responsables de la muerte de Diego Armando Maradona, no será detenido por el momento, ya que un juez de Garantías de San Isidro le otorgó la eximición de prisión en orden al delito de "homicidio culposo", informaron fuentes judiciales.

 La decisión fue adoptada por el juez de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Díaz, que de esta manera avaló el planteo que la defensa de Luque había hecho el lunes pasado, y que ayer amplió en una presentación en la que realizó un pormenorizado descargo sobre la actuación de su cliente y en la que deslindó responsabilidades en otros médicos, en la familia y en el propio Maradona, respecto a su internación domiciliaria.

 Luque permanecerá en libertad en caso de que en un futuro los fiscales a cargo de la causa pidan su detención por ese delito.

 La carátula de "Homicidio culposo" (sin intención, pero homicidio al fin), contemplado en el artículo 84 del Código Penal y que prevé una pena de 1 a 5 años de cárcel a quien por imprudencia, negligencia, impericia en su profesión causare a otro la muerte, ya había sido fijada por el propio Díaz cuando el domingo pasado otorgó los allanamientos en la casa y el consultorio de Luque.

 El jueves, el juez que tiene jurisdicción en las causas que tramitan en Tigre, le corrió vista a la fiscalía para que haga la descripción circunstancial y pormenorizada del presunto hecho delictivo que está investigando y para que opte por una calificación penal, es decir, que ponga una carátula.

 Los fiscales, identificados como Capra, Iribarren y Ferrari, le contestaron que aún están en una etapa preliminar de la investigación, en plena recolección de prueba y que por ello no están en condiciones de definir la plataforma fáctica y menos la calificación.

 Ante ello, el juez decidió hoy otorgarle la eximición de prisión a Luque, teniendo en cuenta entre otros aspectos que no existen riesgos procesales de fuga, ni de entorpecimiento de la investigación.

LOS ESCRITOS PRESENTADOS POR LUQUE

 En el primero de los escritos de la defensa -presentado el lunes y al que tuvo acceso Télam-, la abogada llamada Mara Digiuni sostuvo que pedía la eximición de prisión ante la posibilidad de que su cliente fuera "imputado en la presente causa por el delito de homicidio culposo" y resaltó "su inocencia" y que "ha estado a derecho desde un inicio".

 El segundo escrito ampliatorio, Digiuni y el otro defensor del neurocirujano, Julio Rivas, lo presentaron el jueves ante el temor de que los fiscales agraven la calificación y pidan una detención por "Abandono de persona seguida de muerte", que prevé penas de 5 a 15 años de prisión.

 "Nuestro asistido nunca puso en peligro la vida o la salud de su amigo y paciente", "las propias hijas y medicina prepaga le colocaron un clínico para que lo revisara", "nadie pudo imaginarse ni representarse que su corazón repentinamente fallara", "Diego Maradona decidía por sí solo" y "Maradona nunca fue abandonado por Leopoldo Luciano Luque", son las algunas de las frases del descargo asentadas en el escrito.

LA INVESTIGACION FISCAL

 Los fiscales continuaron trabajando sobre la recolección y el análisis de la numerosa prueba documental médica, las testimoniales, las comunicaciones y los ingresos y egresos en la casa donde falleció el "Diez" durante los 14 días que pasaron desde que el 11 de noviembre le dieron el alta y el 25 que falleció.

 El miércoles pasado, los fiscales regresaron a la casa del lote 45 del country San Andrés para hacer una exhaustiva inspección ocular y junto a un grupo de peritos que hicieron planimetrías, tomaron nuevas fotografías y filmaron todos los ambientes de la propiedad.

 Diego Armando Maradona, la mayor figura de la historia del fútbol mundial, murió a los 60 años el 25 de noviembre pasado al mediodía, en una vivienda que su "familia" había alquilado en ese barrio de Tigre, a dos semanas de su externación de la clínica Olivos, donde había sido sometido a una neurocirugía por un hematoma subdural en el cerebro.

 La autopsia determinó que el más grande jugador de fútbol de todos los tiempos murió como consecuencia de un "edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada" y descubrieron en su corazón una "miocardiopatía dilatada".

 Según lo que adujeron las hijas de Maradona en el expediente, todas las cuestiones relacionadas a la salud de su padre eran dirigidas por Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov, los dos profesionales que de acuerdo a un acta firmada por la externación de Maradona -y en la que la empresa Swiss Medical recomendaba internarlo en un centro de rehabilitación- quedaban a cargo de su seguimiento médico.

 La investigación del equipo de fiscales, creado por decisión de la fiscalía general de San Ïsidro, se centra en tres ejes principales: si hubo negligencia médica y por lo tanto un eventual "homicidio culposo", quién tuvo responsabilidades sobre ese posible delito y si la muerte de Maradona se pudo haber evitado.

"NUNCA ABANDONE A DIEGO"

 Leopoldo Luque, el médico neurólogo que atendió a Diego Armando Maradona, aseguró que "nunca" abandonó al"Diez", tras presentar un escrito ante el juzgado de la causa, en el que aseguró que concurrió "en tres oportunidades" a la casa del country San Andrés, donde el astro mundial murió el 25 de noviembre. "Nadie pudo imaginarse que su corazón repentinamente fallara", adujo el profesional de la medicina.

 "No queremos que se impute una calificación mayor al solo efecto de lograr una detención", señaló el abogado del neurólogo en su presentación, que fue realizada horas después de que el juez Díaz le solicitara a la fiscalía que defina el hecho que está investigando y su calificación legal.

 "Leopoldo Luque siempre estuvo cuando fue necesitado. Maradona quería estar solo y así lo manifestaba y echaba a todos de la casa donde se encontraba alojado", adujo el abogado del médico.

 Lo cierto es que a ocho días de la muerte de Maradona, los fiscales pidieron e hicieron allanamientos en las casas y consultorios del neurólogo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov, los dos sospechados de ser los responsables médicos de la internación domiciliaria de Maradona, pero a ellos solamente les leyeron los derechos y garantías como posibles imputados y les aclararon que aún no hay elementos para un llamado a indagatoria.

 Fue el propio juez de la causa, al otorgar esos allanamientos, el que tipificó la causa como "Homicidio culposo", más allá de cualquier otra figura penal que pueda surgir con el devenir de la investigación.

 Ante esa indefinición, uno de los abogados de Luque se presentó ante el juez el juez y realizó una ampliación del pedido de eximición de prisión del neurocirujano en la que hizo un pormenorizado descargo de la actuación de Luque.

 "Nuestro asistido nunca puso en peligro la vida o la salud de su amigo y paciente, fue él quien lo llevó a la clínica a hacerse un chequeo completo, y le ordenó la realización de una TAC", dice el escrito.

 El abogado de Luque afirma que a Maradona lo internaron para ese chequeo y que el resultado fue "un traslado a otra Clínica, ya que la TAC mostró un hematoma subdural y se decidió en forma conjunta una operación neurológica, la cual resultó exitosa".

 A su vez, aseguró que Maradona "fue trasladado a su casa con asistencia de personal de enfermería y ayudante terapéutico", explica el letrado, tras lo cual afirma que "las propias hijas y medicina prepaga le colocaron un clínico para que lo revisara".

 "Diego fue asistido también por una psiquiatra y un psicólogo para lo que todos aconsejaban su tratamiento que era de adicción. Nadie pudo imaginarse ni representarse que su corazón repentinamente fallara", remarcó el defensor.

 Por otra parte, adujo que "ninguno de los médicos, incluido el ardiólogo que efectuó los estudios pre quirúrgicos en la clínica Olivos, advirtió un riesgo de vida, todos apuntaron al síndrome de abstinencia, y así quedó reflejado en la historia clínica y en el acta de externación".

 Asimismo, sostuvo que "las propias hijas de Diego Maradona decidieron colocar a un clínico a cargo de la atención de su padre, y fue un clínico de la medicina prepaga quien concurrió a ver al paciente en su domicilio".

 En otro tramo del escrito, pretendió responsabilizar al propio futbolista de las dificultades que se presentaban para tratarlo como paciente.

 "Fue Diego Maradona -dijo-, quien expulsó a dicho clínico, circunstancia que fue conocida por sus hijas y además público y notorio. También la personalidad del paciente ha quedado reflejada, y ha echado de su entorno también a una enfermera y al propio Luque".

 "Diego Maradona decidía por sí solo y rompía constantemente los contratos tácitos con sus profesionales", añadió.

 También indicó que tanto la psiquiatra Cosachov como Luque concurrían a la casa para hacerle pertinentes controles e incluso mencionó que "en el celular secuestrado se podrá ver un video donde Maradona, le agradece por la operación (a Luque), y donde se lo ve sentado en una mesa junto a Verónica Ojeda".

Ver más:
Ultimas Noticias
Otras Noticias
POLICIAL
Imagen ilustrativa

Un policía resistió a tiros a un robo

| comentarios

POLICIAL

Un joven murió apuñalado en Barrio Cuyaya 

| comentarios