Seúl acusa a Kim Jong-un de ejecutar a dos personas y prohibir la pesca en el mar

LO ACUSAN DE TOMAR MEDIDAS IRRACIONALES FRENTE A LA PANDEMIA

Seúl - Un informe de la agencia de inteligencia de Corea del Sur señala que el dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, tomó varias decisiones en relación al COVID-19: ordenó la ejecución de al menos dos personas, prohibió pescar en el mar y aisló la capital, Pyongyang.

La administración de Kim ordenó además a los diplomáticos en el extranjero que eviten cualquier acto que pueda provocar a Estados Unidos porque está preocupado por el esperando nuevo enfoque de su presidente electo, Joe Biden, hacia el país, dijeron diputados surcoreanos a reporteros tras una reunión privada con el Servicio Nacional de Inteligencia.

Uno de los legisladores, Ha Tae-keung, citó al SNI al señalar que Kim está mostrando una "ira excesiva" y tomando "medidas irracionales" por la pandemia y su impacto económico. El SNI dijo a los diputados que Corea del Norte ejecutó a un cambista de alto perfil en Pyongyang el mes pasado responsabilizándolo de la caída del tipo de cambio, agregó Ha. Además, las autoridades norcoreanas ejecutaron también a un funcionario clave en agosto por violar las leyes gubernamentales que restringen la entrada de importaciones desde el extranjero, añadió.

Corea del Norte ha prohibido también pescar y la producción de sal marina para evitar que el agua de mar se infecte con el virus, señaló el SNI a los disputados. La nación decretó recientemente un confinamiento sobre Pyongyang y la provincia de Jagang, en el norte, por el COVID-19.

Ultimas Noticias
Otras Noticias
MUNDO España volvió a batir un récord de contagios diarios

El mundo superó las dos millones de muertes por el coronavirus

| comentarios

MUNDO Miles de familias fueron acusadas por error de cometer fraude 

El Gobierno de Holanda dimitió por el escándalo sobre los subsidios familiares 

| comentarios

MUNDO "Solo Dios me sacará del cargo", dijo ante pedidos de juicio político

Bolsonaro negó responsabilidad en el caos humanitario de Manaos

| comentarios