El Presidente se solidarizó con el juez Ricardo Lorenzetti

Comparó los escraches con "lo más vil del fascismo" y muestra "la intolerancia" 

Buenos Aires,-El presidente Alberto Fernández se solidarizó con el juez de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti por el escrache que sufrió en su casa en la ciudad santafesina de Rafaela y exhortó "a la reflexión", al comparar esas expresiones de rechazo con "lo más vil del fascismo y nazismo".

"Quiero solidarizarme con el doctor Lorenzetti, quien ayer (por el domingo) en su provincia sufrió el acoso, el escrache de un grupo de ciudadanos opositores al Gobierno que fueron básicamente a presionar a un juez a la hora que tiene que tomar una decisión", enfatizó Fernández, en Escobar, al encabezar este mediodía la puesta en marcha del hospital municipal "Presidente Néstor Carlos Kirchner".El jefe de estado, llamó a la "reflexión a quienes promueven esas cosas, porque eso no tiene nada que ver con la democracia, eso no es un reclamo popular, eso no es un reclamo a las instituciones; ese es el más vil de los escraches, propio del fascismo, del nazismo".

Alberto Fernández repudió, así, la protesta que manifestantes opositores realizaron frente a la casa de Lorenzetti, en vísperas del tratamiento, hoy, en la Corte del pedido de "per saltum" de los tres jueces que resisten la medida del Senado de suspender sus traslados por haberse consumado sin su acuerdo, como estipula la Constitución.Se trata de una iniciativa del presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, en la convicción de que "los planteos de los jueces (Leopoldo) Bruglia, (Pablo) Bertuzzi y (Germán) Castelli son planteos de naturaleza muy excepcional que, por ésta y otras razones, requieren ser analizados con muchísimo detenimiento".

En su discurso, Fernández también fustigó las manifestaciones en contra del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien recibió amenazas de muerte en su contra, de su mujer, Malena Galmarini, de sus hijos y de sus padres.

También se solidarizó con la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien padece por esas situaciones "en su casa permanentemente".El mandatario pidió "poner un punto de inflexión y llamarnos responsablemente a la cordura" para "volver a trabajar mancomunadamente" y "darnos cuenta que no todo es disputa política".

"En el medio hay argentinos y argentinas que sufren, que necesitan y para terminar con tanta necesidad con tanta postergación. Lo que hace falta es que nos ocupemos, definitivamente, a hacer las cosas que debemos hacer como clase dirigente", completó.El Presidente aseguró que "la pandemia tuvo la virtud, al comienzo, de unir a los argentinos, pero cuando esto pasó y muchos advirtieron la fuerza que teníamos con la unidad, lo que empezaron a hacer es desunirnos".

Por eso, Jefe de Estado llamó a recuperar la "convivencia democrática" y sostuvo: "Sabemos que tenemos disensos, es parte de la democracia, pero el respeto al otro es central para la convivencia".

"Cada vez que vean que están sembrando disputas y discordias entre nosotros, por favor, den vuelta la cara y dense cuenta de que ahí hay otros intereses", expresó el mandatario, acompañado en el acto por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.En ese sentido, el Jefe de Estado evaluó que "muchas veces esos reclamos, que se hacen del modo que se hacen, dejan en evidencia la peor muestra de intolerancia y maltrato a la democracia".

En torno a los argentinos que expresan el deseo de irse a vivir al exterior, Fernández pidió: "No se vayan, que hay un país que construir"."Lo que hace falta es que todos nos arremanguemos, nos pongamos de pie y hagamos el esfuerzo para construir un mejor país", añadió.

Ultimas Noticias
Otras Noticias
NACIONAL

Etchevehere: los ocupantes desplazados

| comentarios