Ocho muertos y niños heridos por nuevo ataque ruso en Toretsk, región del Donbás

MIENTRAS SE ANUNCIABA QUE ZARPARÁN OTROS TRES BUQUES CON GRANOS 

Kiev - Los ataques al territorio de Ucrania por parte del gobierno ruso, en esta ocasión han cobrado la vida de ocho personas las cuales estaban cerca del paradero de autobuses donde cayó uno de los proyectiles.

Esto sucedió en la ciudad de Toretsk, que forma parte de la región de Donetsk, entre los heridos hay tres niños y un sacerdote de una iglesia, la cual resultó dañada, así como otros que se encontraban a su alrededor, según informaron las autoridades regionales, en este caso el jefe de la administración militar de la zona, Pavlo Kyrylenko.

De acuerdo con la información, el ataque se produjo sobre las 11:00 hora local. Donetsk había informado previamente ocho ataques en las poblaciones de Bakhmut, Marinka y Shevchenko, en ellos murieron tres civiles y otros cinco resultaron heridos.

Las tropas ucranianas tratan de contener el avance ruso sobre esta región del este (Donetsk) y también sobre el sur, asimismo se han contemplado nuevos ataques con misiles en la región de Járkov, en el noroeste. Así como en las afueras de la ciudad de Zaporiyia, en el centro del país, región donde se encuentra la mayor central nuclear de Europa, que se encuentra tomada por tropas rusas desde marzo.

También potentes explosiones sacudieron la ciudad de Mykolaiv, en el sur de Ucrania, y otra próxima a la mayor central nuclear del país sufrió un bombardeo dentro de la ofensiva rusa en varias regiones del país, dijo la oficina presidencial ucraniana. Allí al menos cuatro civiles fallecieron y otros 10 resultaron heridos en las últimas 24 horas, en las que nueve regiones fueron atacadas, explicó la oficina en su parte diario.

Las fuerzas rusas ya controlan la otra provincia de la región industrial del Donbás, Luhansk. Su gobernador, Serhiy Haidai, indicó en redes sociales que se estaba movilizando a la población local para luchar contra las tropas de Kiev, "incluso los trabajadores esenciales de las minas".

Las autoridades ucranianas reportaron otro secuestro de un alcalde que se habría negado a colaborar con los rusos en la región sureña de Jersón, que está ocupada por las tropas de Moscú casi en su totalidad. El secuestro de Serhiy Lyakhno, regidor de la localidad de Hornostaivka, se produce mientras el Kremlin acumula tropas en la región en previsión de una contraofensiva de Kiev y en vísperas de la celebración de un referéndum sobre la integración de la provincia en Rusia.

Mientras, el acuerdo logrado entre Ucrania, Turquía y Rusia, con apoyo de la ONU, hace posible que hoy viernes zarpen otros tres buques con cereales desde Ucrania. "Se planificó la partida de tres buques mañana (por hoy) desde Ucrania", dijo el ministro, Hulusi Akar, citado por la agencia estatal Anadolu, tres días después de la salida del primer granelero del puerto de Odesa desde la invasión rusa de Ucrania a fines de febrero.

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, también mantuvo una conversación telefónica con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, acerca de la implementación del acuerdo, precisó el gobierno turco, sin dar más detalles.

Por otro lado, Ucrania dijo ayer sentirse "indignada" por las acusaciones de Amnistía Internacional (AI) de que el ejército ucraniano puso en peligro la vida de civiles en la guerra contra Rusia. "Estoy tan indignado como ustedes por el informe de Amnistía Internacional. Lo considero injusto", dijo el canciller, Dmytro Kuleba, en un mensaje en Facebook.

Según Kiev, la organización de derechos humanos establece una "falsa equivalencia" entre las acciones de las fuerzas invasoras rusas y las tropas ucranianas que defienden al país.

AI afirmó que el ejército ucraniano puso en peligro a los civiles al establecer bases militares en escuelas y hospitales y lanzar ataques desde zonas pobladas para frenar la invasión rusa. Estas tácticas violan el derecho internacional humanitario, advirtió la organización.

Ultimas Noticias
Otras Noticias