El volcán sacude La Palma con un potente sismo y cierran el aeropuerto

La principal colada de lava se bifurca

Madrid - Un sector de la colada principal de lava se bifurcó ayer cerca ya de la costa, lo que generó nuevos daños en cultivos de plátanos, depósitos y edificaciones en la isla española de La Palma. Además, intensidad los sismos se incrementó fuertemente y las nubes de cenizas obligaron al cierre del aeropuerto.

Esta bifurcación, que se produjo a una distancia de unos 350 metros del litoral y cuya lava ha alcanzado ya el mar, puede deberse a que la colada, en su avance hacia el océano, se ha encontrado con un terreno divisorio y se ha extendido por encima, según el director técnico del Plan de Prevención de Riesgo Volcánico, Miguel Ángel Morcuende.

Además, la nube de cenizas ha obligado a que el aeropuerto de La Palma permanezca inactivo y las dos compañías aéreas que operan vuelos entre la isla de La Palma y el resto del archipiélago español de las Canarias, Binter y Canaryfly, han suspendido sus vuelos.

En cuanto a la calidad del aire, la pasada madrugada local se detectaron "picos" de 667 microgramos de dióxido de azufre por metro cúbico, por encima del umbral de alerta, situado en 500 microgramos.

Pese a ello, los expertos aseguran que "no hay afección para las personas que no tengan problemas de deficiencia inmunitaria.

Al tiempo, han aumentado en número e intensidad los sismos (en lo que va de jornada se han contabilizado más de sesenta), aunque en su mayoría se mantienen a 10-15 kilómetros de profundidad.

El terremoto más fuerte, sentido en casi toda la isla, tuvo lugar este jueves en Villa de Mazo, con una magnitud 4,3 y a 35 kilómetros de la superficie. Horas después, el Instituto Geográfico Nacional de España registró otro movimiento sísmico, sentido por la población de Villa de Mazo, de magnitud de 3,8 y a 37 kilómetros de profundidad.

Ver más:
Ultimas Noticias
Otras Noticias