Fernández: "No me verán atrapado en disputas internas e innecesarias"

Y CARGÓ CONTRA LA OPOSICIÓN

Buenos Aires - El Gobierno inauguró este lunes una nueva composición de su Gabinete, con la asunción de seis ministros que juraron esta tarde ante el presidente Alberto Fernández, quien reafirmó su compromiso de tomar nota de las demandas que expresó la ciudadanía en las PASO del 12 de septiembre.

El presidente Fernández hizo alusión además a la pelea interna que vivió el Frente de Todos y que derivó en los cambios del Gabinete e intentó bajarle el tono, al tiempo que lanzó un llamado a la unidad de cara a las elecciones legislativas de noviembre. "No me van a ver atrapado en disputas innecesarias y disputas internas", expresó.

Juan Manzur fue el primero en asumir como jefe de Gabinete, en un acto realizado en el Museo de Bicentenario, donde luego se sucedieron las juras de los otros cinco ministros: Santiago Cafiero (Relaciones Exteriores y Culto); Aníbal Fernández (Seguridad); Julián Domínguez (Agricultura, Ganadería y Pesca); Jaime Perczyk (Educación); y Daniel Filmus (Ciencia y Tecnología).

"A algunos los conozco, los busqué entre aquellos que trabajaron con nosotros durante el gobierno de Néstor Kirchner, como a (Julián) Domínguez, a Aníbal (Fernández)". El jefe de Gabinete Juan Manzur fue el más vitoreado porque llevó hinchada propia.

Los cambios en la composición del Gabinete fueron decididos tras los resultados obtenidos por el gobernante Frente de Todos en las PASO del 14 de este mes. En los últimos días, los anuncios sobre quiénes se sumarían al Gobierno para la segunda etapa de gestión, de cara a la pospandemia, recibieron muestras de apoyo de parte de empresarios, sindicalistas y referentes de sectores económicos.

La idea central del FdT apunta a la reactivación económica, con la profundización de políticas de incentivo a la producción y al empleo. "Vamos a recuperar el diálogo que la pandemia nos hizo perder", aseguró el Presidente en el acto de jura y garantizó: "No me verán atrapado en disputas innecesarias ni en disputas internas", en alusión a las diferencias que surgieron con su vicepresidenta Cristina Kirchner por la derrota en las elecciones primarias (PASO) y el rumbo de Gobierno.

"La solución a los problemas de los argentinos no está en que nos dividan", subrayó el jefe de Estado en la misma línea, al tiempo que convocó a "los militantes" del Frente de Todos a "unir fuerzas" para "remontar los resultados del domingo pasado" en las PASO.

De esta manera, el Presidente intentó cerrar el conflicto que se disparó la semana pasada cuando los funcionarios más cercanos a Cristina Kirchner hicieron públicas las cartas con las que "pusieron a disposición" sus respectivas renuncias, en una jugada para forzar cambios en el Gabinete.

De igual manera, en el encuentro del sábado pasado entre el Presidente y los gobernadores en La Rioja, los mandatarios provinciales coincidieron en que sigue firme el compromiso en "corregir rápido todo lo que haya que corregir" para "darle respuestas" inmediatas a los sectores más golpeados, tanto por la crisis económica del anterior Gobierno de Cambiemos, como por el impacto de la pandemia de coronavirus.

"Cuando la gente no nos vota nos enojamos con nosotros y no con la gente", dijo Fernández, y destacó que en la coalición de gobierno los debates se dan "de cara a la gente".

"No somos parte del país que quiere flexibilizar derechos de los que trabajan", afirmó el jefe de Estado, y planteó que hay "dos países en pugna" y el del Frente de Todos "no es el que se despreocupa de la salud pública y abandona a los argentinos a su suerte". "Quiero darles las gracias honestamente, han sido funcionarios ejemplares", dijo el Presidente destacando la labor de los funcionarios salientes.

Finalmente Fernández aseguró que "vamos a recuperar el diálogo que la pandemia nos hizo perder" y valoró a los nuevos ministros que se incorporan al Gabinete nacional.

Ultimas Noticias
Otras Noticias
NACIONAL

| comentarios

NACIONAL

| comentarios