Informe de coyuntura

Por Blanca Juárez (*)

A nivel internacional se registran divergencias pronunciadas entre los países centrales y los llamados emergentes, en distintos grados y niveles respecto a la intensidad y los progresos relacionados a la lucha contra la pandemia del COVID 19. Por esta razón distintos organismos como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial del Comercio, han acordado acciones conjuntas para dar prioridad inmediata a una distribución más equitativa de vacunas en todo el mundo.

 La propuesta emanada del personal técnico del FMI consiste en disponer de un monto de USD 50.000 millones para ese fin y establecer metas claras y medidas concretas que permitan acceder con bajo costo a las vacunas que coadyuven a poner fin a la pandemia.

 Al mismo tiempo las economías con restricciones financieras y con problemas para acceder a créditos son parte importante de la asignación general de derechos especiales de giro (DEG) que aprobó el FMI por un equivalente a USD 650.000 millones, que tiene por objetivo aumentar los activos de reservas de todas las economías y ayudar a atenuar las restricciones de liquidez.

 En ese programa, a nuestro país se le asignó DEG equivalente a USD 4.355 millones de dólares, cuyo destino será aumentar las reservas del Banco Central.

 En este contexto hay que tener en cuenta que en su momento, desde el Ministerio de Economía se confirmó que esos recursos se utilizarían para cumplir con los vencimientos a pagar por los US$ 44.000 millones que el FMI prestó a nuestro País durante la gestión de Mauricio Macri.

En relación a la situación general de la economía de Argentina, en un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), se destacó que de las principales economías de Latinoamérica, la de nuestro país fue la segunda que más se recuperó en el primer semestre del año 2021, en términos interanuales, proyectando el FMI un crecimiento en la región del 5,8% para 2021.

 La contracara de este cuadro de recuperación a la que asistimos sigue siendo el alto porcentaje mensual de inflación y el crecimiento de la pobreza y necesidades sociales extremas, factores que inciden directamente en la voluntad popular.

 En relación a la situación fiscal nacional, hasta el mes de Agosto/2021 se recaudaron $ 6,8 billones de pesos en tributos nacionales y Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social (ANSES), lo que representa un incremento interanual del 67,4 %. Desagregando lo recaudado para la Seguridad Social, lo neto por recaudación de impuestos asciende a $ 5,3 billones de pesos.

 El destino de lo recaudado se distribuyó un 55,35 % para la Administración Nacional y un 44,65 % para las 24 Jurisdicciones nacionales, lo cual continúa siendo lo contrario de lo que había dispuesto la Ley Nº 23.548 del Régimen de Coparticipación Federal de Impuestos sancionada en el año 1988, que le asignaba a las Provincias un 56 % como distribución primaria del total recaudado.

 La Provincia de Jujuy, según informa el Ministerio de Economía de la Nación, ha percibido por Coparticipación Federal de Impuestos la suma de $ 58.480 millones de pesos, lo que significa un crecimiento interanual del 67,5 %, a lo que se suma la recaudación del la Dirección Provincial de Rentas de la Provincia que hasta el mes de Agosto/2021 ascendía a $ 9.838 millones, o sea un crecimiento interanual del 25,8 %. 

 A nivel provincial cabe destacar que el avance de la vacunación contra el COVID 19 está permitiendo recuperar un sector muy importante de la economía como es el Turismo, que incluye hotelería, gastronomía, agencias de turismo, transporte aéreo y automotor, artesanías, servicios conexos y otras actividades vinculadas al sector.

 También en la economía real es muy importante el avance de las obras de drenaje y riego de Manantiales, en donde se recuperarán para la producción 7.500 hectáreas.

 El proyecto es una obra gestionada e inspeccionada por el Ministerio de Infraestructura a través de la Dirección Provincial de Recursos Hídricos, el que cuenta con una inversión de $ 325 millones financiados por el Banco de Desarrollo (FONPLATA) integrado por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. 

 Concluida la obra se beneficiará a más de 186 fincas, con mejoramiento ambiental e incremento de los rendimientos agrícolas y se incrementara la producción de caña de azúcar, hortalizas y tabaco para nuestra provincia.

(*) Presidenta del Consejo Profesional de Ciencias Económicas(C.P.C.E) Jujuy

Ultimas Noticias
Otras Noticias
OPINION ENFOQUE

Diferentes miradas sobre el regreso a las aulas en pandemia

| comentarios

OPINION ENFOQUE

Elecciones en la UNJu: la decisión de los Claustros 

| comentarios