Viernes 23 de Agosto del 2019



Mientras investigan las irregularidades en YCRT

Mientras la inestabilidad del precio del petróleo en el mundo frena inversiones y desestabiliza economías, el consumo energético va dando lugar a un mix en el que no sólo cobran importancia las fuentes más limpias como la eólica, la solar y otras, sino que en el ámbito de los hidrocarburos adquieren relevancia mayor el gas de esquisto (shale) e, insospechadamente, el carbón mineral.

07/02/2016


Mientras la inestabilidad del precio del petróleo en el mundo frena inversiones y desestabiliza economías, el consumo energético va dando lugar a un mix en el que no sólo cobran importancia las fuentes más limpias como la eólica, la solar y otras, sino que en el ámbito de los hidrocarburos adquieren relevancia mayor el gas de esquisto (shale) e, insospechadamente, el carbón mineral.

A nivel planetario actualmente el carbón, en base al crecimiento de su utilización, ya hace un aporte del orden del 30 por ciento del consumo energético mundial, a pesar de los reclamos de aquellos sectores que cuestionan la gran contaminación que genera su combustión y a la que se atribuye alrededor del 60% de la generación de gas con efecto invernadero que se ha producido en lo que va de este Siglo XXI.
Ese fenómeno que se da en el mundo, especialmente en países como China (uno de los mayores productores, junto con Alemania y Australia, este gran exportador), en el caso argentino ha dado lugar a denuncias de graves irregularidades como las que surgieron de las auditorías encaradas por las nuevas autoridades de la empresa estatal Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), ex Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF), la que debiera generar 112.320 toneladas mensuales de turba (un carbón con menor capacidad de generación de energía) para asegurar el funcionamiento de la Usina Térmica construida especialmente en la zona de Río Turbio, en el sur de la Provincia de Santa Cruz, cuya construcción demandó una inversión de 700 millones de dólares estadounidenses.
El desmanejo en YCRT hizo que fuese mermando la producción del mineral al punto de que el pasado 30 de noviembre de 2015 debiera apagarse la última turbina que quedaba en funcionamiento a raíz de la falta del material necesario para la generación de energía mientras el presupuesto destinado a la empresa se despilfarraba en diversas operaciones políticas, según denuncias formuladas por la actual intervención en la empresa y reflejadas por algunos medios periodísticos.
Mientras las investigaciones muestran que varias decenas de millones de dólares estadounidenses en lugar de inversiones productivas se destinaban a fines políticos en los principales países productivos se avanza con la extracción de carbón el cual se utiliza en un 83% para su propio consumo y en un 17% para el comercio internacional, según los estudios el área de Recursos Energéticos de la Universidad de Barcelona.
Si bien el petróleo se mantiene en la delantera de las fuentes de producción de energía con una cifra que ronda el 33%, en los últimos años se verifica una disminución proporcional de su participación en el mix como lo señalan los seguimientos de la BP Statistical Review of World Energy, de Londres.
Por su parte, la Agencia Internacional de Energía, ente coordinador de las políticas que en la materia desarrollan los países integrantes de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), estima que el consumo del carbón seguirá creciendo a nivel mundial, aunque a un ritmo menor, un 2,3% anual, hasta 2018, algo por encima del gas natural (2,2%) y del petróleo (1,4%).La directora ejecutiva de la AIE, la economista democristiana María van der Hoeven, oriunda de los Países Bajos, afirmó: “Guste o no, el carbón va a seguir con nosotros una larga temporada. Es abundante y seguro geopolíticamente y las plantas de generación se integran fácilmente en los sistemas de energía existentes. Con ventajas como éstas, es fácil prever que la demanda de carbón seguirá creciendo”.
Los cálculos de la AIE plantean que ya en este 2016 el carbón podrá llegar a igualar al petróleo como la más importante fuente de energía del planeta para desplazarlo a partir del año venidero, en tanto que la consultora escocesa World Mackenzie, si bien coincide en que el carbón desplazará del primer lugar al petróleo, sus estimaciones demoran un poco la concreción de esa circunstancia hacia 2020.Estas estimaciones, poco difundidas, contradicen la imagen generalizada de que el carbón es algo sin futuro en el mundo, a diferencia de lo que fuera siglos atrás cuando, por ejemplo, fue una pieza clave en el proceso de concreción de la Revolución Industrial durante los siglos XVII, XVIII y XIX en Escocia e Inglaterra y para cuya financiación fue fundamental el oro brasilero que llegaba desde Minas Gerais.
“El carbón es la fuente de energía más abundante en el mundo y la más barata”, de acuerdo con Mariano Marzo, destacado catedrático del referido área de Recursos Energéticos de la Universidad de Barcelona, quién acotó que esa es la razón “por la que se sigue y se va a seguir utilizando”, por lo que “no tiene un futuro tan negro como se nos quiere hacer creer”.
En el caso argentino la caída en la producción estuvo ligada, como se señalara, a irregularidades en los últimos años en el uso de los recursos YCRT, por lo que las nuevas autoridades, designadas recientemente por el presidente Mauricio Macri, sostienen que “Carbón hay, sólo es una empresa mal gestionada, vamos a ponerla en pie”.
Al respecto, el actual interventor en YCRT, Omar Faruk Zeidan, en declaraciones al matutino “Clarín”, adelantó que pronto se pondrán en marcha las actividades paralizadas en la reserva carbonífera gracias a que en los pocos días transcurridos desde su nombramiento el pasado 26 de enero, ya se llevan ahorrados 80 millones de pesos que harán posible concretar obras y adquirir los equipamientos necesarios.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.