Lunes 21 de Enero del 2019



Gastronomía regional y turismo, de la mano en la Quebrada

“Cuando hablamos de gastronomía regional, estamos también hablando de turismo, porque ella forma parte del atractivo turístico que tenemos en la Quebrada de Humahuaca”, aseguró Eduardo Escobar, Técnico en turismo y destacado cocinero no solamente en Tilcara, sino en todo el norte jujeño.

14/11/2015


  “Cuando hablamos de gastronomía regional, estamos también hablando de turismo, porque ella forma parte del atractivo turístico que tenemos en la Quebrada de Humahuaca”, aseguró Eduardo Escobar, Técnico en turismo y destacado cocinero no solamente en Tilcara, sino en todo el norte jujeño. El, permanentemente es consultado en ambos temas por sus amplios conocimientos y por su labor realizada tanto en el sector privado como público, en octubre del año pasado, invitado por la Secretaría de Turismo de la Provincia, viajó en representación de la región a la Feria Internacional del Turismo para promover los atractivos y captar visitantes a la Quebrada. Vale recordar que la FIT, es la reunión de negocios más esperada por el turismo mundial en Latinoamérica, representa un ámbito exclusivo para desarrollar innovadoras estrategias comerciales y promover nuevos productos y servicios en el contexto indicado, consolidada por su trayectoria y alto poder de convocatoria.

“Desde el lugar donde estaba, en los recuerdos que tengo de niño, siempre prevalecieron los sabores y los olores, en el monte se aprovechaban todos los recursos que el medio nos daba, a esa edad ya cocinaba y por una cuestión del destino me trajeron a Tilcara”, señaló. Escobar siempre dijo ser chaqueño, llegó a la Quebrada a los 13 años de edad pero como otros tantos que eligieron la villa turística para vivir, se siente y se identifica como un tilcareño más.
“Acá empiezo a indagar y participar en todos los acontecimientos populares como las fiestas patronales, el día de las almas, las honras a la Pachamama, y todos los rituales propios donde la comida siempre está presente, eso me fue despertando más compromiso con los productos locales y posibilitando una mayor incursión con los sabores auténticos. Por ejemplo, la fiesta patronal era una fiesta comunitaria, porque todos los miembros de la comunidad aportaban alguna cosa: su papa, su mote, su carne o lo que tenían en sus casas y así se hacía la gran comilona para la fiesta, hoy en día lamentablemente sucede todo lo contrario, se recurre a las autoridades municipales o al político de turno”, apuntó.




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.