Sábado 11 de Julio del 2020



COVID-19

Una visión integral de los servicios aplicados al tratamiento de pacientes

* Por Carlos Nicolás Infante López

13/05/2020


  • Ilustración 2 Hospital modular, Tecnópolis, Buenos Aires.

 Un establecimiento para la salud, llámese clínica, hospital, instituto médico, etc, es un edificio en el cual coexisten una parte artesanal y una parte industrial, para el tratamiento de pacientes.
La parte artesanal está dada por médicos, enfermeros, asistentes técnicos de diferentes especialidades que coayudan al tratamiento del paciente directamente, pero existen una serie de equipos profesionales, que hacen a la asistencia del paciente de una forma más indirecta respecto al trato con él, pero que de igual manera es tan necesario como lo primero. Esto son instalaciones eléctricas, instalaciones termomecánicas, equipos médicos, equipos informáticos, etc.
Partiendo de esto, se debe pensar, las condiciones ambientales que debe tener una instalación de un establecimiento para la salud para un correcto tratamiento de un paciente. Pensando que en la actualidad, con las contigencias que se presentan, no se debe perder de vista estas condiciones para acercarse de alguna manera a las óptimas condiciones que posee un establecimiento para un correcto tratamiento del paciente. (Normas de funcionamiento)

SITUACIONES PARTICULARES

En momentos de crisis sanitarias,originadas por epidemias graves o pandemias, se plantea por su rapidez de adaptación, el acondicionamiento de edificios habitualmente destinados a otros usos para su utilización por un período limitado de tiempo como hospitales satélites de un hospital u hospitales de referencia para acoger enfermos con diferentes grados de desarrollo de las patologías, a fin de poder descongestionar los hospitales de origen para que puedan concentrarse en atender a los pacientes de más riesgo y que precisan de mayor atención y equipamiento médico.
Hay que tener en cuenta que los enfermos, aunque se encuentren alojados en otra tipología de edificios precisan el mismo cuidado médico y del mismo número de personal de enfermería y auxiliar, el mismo equipamiento y de ser posible parecidas condiciones climáticas y de dotación de instalaciones, que tendrían en caso de ser atendidos en el hospital.
Ante estas necesidades imperiosas surgen problemas:
• Personal: Mayor cantidad de médicos, enfermeros, bioquímicos, técnicos, ingenieros termomecánicos, informáticos, bioingenieros, etc
• Material de protección y de equipamiento: Necesidad de material de protección personal (mascarillas, guantes, trajes de protección, protecciones oculares y gorros). Equipamiento médicos, desfibriladores, respiradores, bombas de infusión ,etc.
• Logística hospitalaria: suministro de productos farmacéuticos y material de higiene y de desinfección de paciente y de personal asistencial y auxiliar. Incrementar la frecuencia de recolección de los residuos, patogénicos y no patogénicos. Aumento de la dotación del número de servicios de alimentación y dietas especiales. Incremento del tráfico de datos informático, incorporar nuevos sistemas para la gestión de datos.
• Mantener y/o incrementar el funcionamiento de las instalaciones del hospital: Es fundamental el trabajo del Servicio de Mantenimiento del hospital que permita mantener el normal funcionamiento sin interrupciones del edificio, incrementar sus prestaciones y demandas: eléctricas, sanitarias, gases médicos, datos digitales, etc.

AREA CRITICA: TERAPIA INTENSIVA


El área de terapia intensiva, es una de las áreas más compleja del hospital, no solo por el tipo de paciente que se atiende (complicaciones ventilatorias, traumatológicas, inmunodeprimidos, etc) sino también por la complejidad de equipos médicos que se manejan, complejidad en las instalaciones que se requieren para que todo funcione, y por supuesto el grupo humano con una alta especialización. Todo esto, funcionando conjunta y en perfecto orden, permite que un paciente que ingresa en grave estado de salud, pueda revertir su situación.
Como puede verse en las ilustraciones, un paciente, no solo está bajo la supervisión de un médico en lo que respecta a medicamentos sino también está “conectado” a diversos equipos médicos, que monitorean y tratan al paciente, para mantener sus parámetros estables y lograr su mejora continua. Pero estos equipos, a su vez, necesitan de una instalación eléctrica, una instalación de gases médicos (oxígeno, aire medicinal y aspiración) que son utilizados no solo por un respirador, sino también para sus tratamientos kinesiológicos. Necesita que toda esta información sea procesada, ya sea en la central de enfermería o en un puesto de diagnóstico integral.
Existen equipos que son empleados para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes que se encuentran en terapia intensiva, que de acuerdo a su funcionamiento y grado de importancia para el paciente, algunos son de soporte de vida. Entre estos equipos están los desfibriladores que se utilizan para revertir un paro cardíaco y un respirador o ventilador.
En la actualidad, es común escuchar noticias respecto a respiradores, su gran demanda, ya que es un equipo médicoimprescindible para la asistencia de pacientes con COVID – 19.

VENTILADOR (RESPIRADOR)

Es un equipo médico que ocasiona entrada y salida de gases de los pulmones, no tiene la capacidad de difundir los gases, por lo que no se lo debería llamar respirador. Su función es enviar aire enriquecido al pulmón del paciente y permitir a la exhalación del mismo. Este aire se controla tanto en su composición (porcentaje de Oxígeno y aire) como así también en sus parámetros físicos (presión, flujo y temperatura).
Este envío de aire, a través de tubuladuras (“mangueras” de uso médico), esacondicionado y regulado de acuerdo a las patologías del paciente. Esto se logra, con un censado del flujo de aire enviado desde el respirador, como así también el aire que retorna del paciente (exhalación), que es el exhalado. En base a esto se regula, el modo respiratorio dado al paciente. Como se puede ver en las ilustraciones, se manejan los parámetros respiratorios, las alarmas y se ve en pantalla como ingresa y egresa el aire del paciente, teniendo de esta manera control absoluto sobre la respiración del paciente.
Por lo tanto este dispositivo médico, debe tener parámetros precisos de control y alarmas que avisen al personal médico asistencial, en caso de fallas dadas por el propio paciente o por los suministros a los que está conectado el respirador. La ventilación mecánica invasiva proporciona soporte ventilatorio temporal a los pacientes intubados, pero no es una técnica curativa.
Si uno observa un ventilador (respirador) por su parte trasera, podrá observar y darse cuenta que el funcionamiento de este equipo médico, depende de muchas condiciones de los suministros. Condiciones eléctricas, condiciones de gases médicos (oxígeno y aire comprimido medicinal, conectividad digital y finalmente condiciones ambientales (presión y temperatura).
En conclusión, vemos que el tratamiento de un paciente dentro de un establecimiento para la salud, cualquiera sea su complejidad de tratamiento, está sujeto a muchas condiciones de funcionamiento (normas), médicas y no médicas. El trabajo en conjunto de muchas disciplinas, hacen al éxito en el tratamiento de un paciente. Resguardar estas condiciones, asegurarán un buen resultado de las prácticas médicas.

* Bioingeniero - Mg. en Planificación y Diseño de Centros Sanitarios




RELACIONADAS





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.