Sábado 08 de Agosto del 2020



Con mas de 50 años de trayectoria cierra la confitería “La casa de Lucho”

02/05/2020


 Con más de 50 años de historia y trayectoria sirviendo a la comunidad con dos generaciones, cierra sus puertas la confitería “La casa de Lucho”, de propiedad de Luis Carrizo y Elenis Parentis, siempre en el mismo lugar: en la calle Victoria frente a la plaza central General San Martín en esta ciudad. Carola Carrizo, una de las hijas del matrimonio dueño de la histórica confitería relató que “el cierre de esta histrica confitería con más de 50 años de trayectoria al servicio de la comunidad de Libertador, se debe al hecho de que mis padres están en una edad bastante avanzada, son bastante grandes y entonces se les complica la atención al público”. Sosuvo que “sumado a que todo este proceso que estamos viviendo en la actualidad frente a la pandemia del Coronavirus, el aislamiento social y obligatorio y la cuarentena administrada, aceleraron un

poquito los tiempos de algo que ya se estaba pensando en la confitería”. Recalcó que “ellos son mayores y siempre les ha gustado a ellos estar frente al negocio porque era su contacto con sus amigos y se vuelve dificultoso el tema del sercivicio a la gente y esto no tiene una proyección próxima de reapertura, porque lamentablemente ha tocado uno de los rubros más complicados para este tema de la cuarentena”. Indicó: “Debemos pensar de casi un año que no va a estar en funcionamiento habitual o normal el rubro de las confiterías, bares, comedores. Yo creo que nadie va a volver a la normalidad por un largo tiempo. Este fue el rubro que más fue afectado dentro del circuito económico”. Agregó que “este negocio tiene más de 50 años de atención, de servicio, de amabilidad, de amigos de mis abuelos Estanislao Carrizo y Manuela Martínez, que vinieron a hacerse cargo de este negocio que ya estaba funcionando en 1946. Ellos lo tomaron y desde allí la continuidad hasta ahora en el 2020, en el que lamentablemente hay que cerrar sus puertas”. Dijo que “mis padres se hicieron cargo del negocio en el año 1970, quedando como los dueños del negocio, de la atención y la administración y en el año 1977 toma el nombre de confitería ‘La casa de Lucho’. A partir de allí en estos 50 años de trayctoria se fueron haciendo muy conocidos y siempre estuvo en el mismo lugar, frente a la plaza central de la ciudad”.
Recordó “el aroma a café como yo lo puse en las redes, siempre me va a remitir a mi casa, siempre el olor a café ha marcado nuestras vidas para siempre; es más que un aroma, es un estilo de vida que hemos tenido nosoros y nos ha marcado a todos, nos dio la posibilidad de poder estudiar una carrera profesional a todos mis hermanos, a partir del trabajo de nuestros padres en este negocio”, Por último, indicó que “nosotros somos cuatro hermanos. Luis, el mayor; le sigue Ricardo; luego estoy yo, Carola y Javier es el más chico. Ninguno podemos continuar con el legado y la proyección del negocio, estamos ejerciendo los títulos que pudimos conseguir a partir del trabajo y el sacrificio de nuestros padres, en base a lo que ha sido ‘La casa de Lucho’, el trabajo arduo y diario de ellos, que lo hicieron con mucho añor, mucho cariño. Nosotros estamos muy agradecidos a la clientela, que no son más clientes, sino los amigos de nuestros padres”. 




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.