Sábado 08 de Agosto del 2020



LA DEUDA A DICIEMBRE DEL 2019 “SUPERABA LOS $ 18 MILLONES”.

El intendente de La Quiaca “no arranca para el lado de la corrupción y el engaño”

09/04/2020


El ejecutivo municipal quiaqueño, Blas Gallardo, durante la lectura de su discurso ayer en el hotel de turismo La Quiaca.
El ejecutivo municipal quiaqueño, Blas Gallardo, durante la lectura de su discurso ayer en el hotel de turismo La Quiaca.

  La Quiaca (c) - En su discurso  ayer a la ciudadanía con el cual dejó  abierto el Período de Sesiones Ordinarias del Concejo Deliberante, el intendente de La Quiaca, Blas Gallardo fue claro en su inicio: “Nosotros  no arrancamos para el lado de la corrupción y el engaño. No tenemos  experiencia en el camino de la mentira y el hurto” ni “del negociado a  costa de los dineros públicos”. En diciembre del 2019 “pusimos en marcha los sueños de miles de quiaqueños y quiaqueñas que confiaron en  este proyecto de transformación social y cultural”.
 Con esa voluntad y firmeza “seguiremos haciendo las denuncias que  correspondan para que los corruptos  rindan cuentas ante la Justicia y al  pueblo quiaqueño” y en su gestión  buscará que las políticas municipales  “impacte de manera positiva en el  bienestar de las personas, en el plano  social, económico y cultural en armonía con la salud y el medio ambiente”.
 Y posee la iniciativa que la municipalidad “de protagonismo al desarrollo local con funciones más allá de  las que tradicionalmente se asocian a  las municipalidades”. Su misión es  prestar servicios públicos que incorporen criterios de sustentabilidad,  fortalecer los mecanismos tributarios  (justos y equitativos); reordenar la  vía pública, promocionar el desarrollo municipal a través de la ciencia,  tecnología e innovación, priorizando  su aplicación en el sector agropecuario y turístico. Y aclaró que promueve un protocolo institucional “que  será el primer paso para abordar la  problemática y lucha contra la violencia de género y los actos discriminatorios contra la comunidad  LGTB”.
 En los cuatro meses de gestión “hemos puesto en funcionamiento un  municipio convertido en una gris estructura burocrática y vacía de ideas,  cuyo vaciamiento financiero y moral  se intensificó en los últimos meses  de 2019”. Al 10 de diciembre de ese  año, “la deuda contraída por la municipalidad y por ende por La Quiaca,  era de más $ 18 millones. La irresponsabilidad de quienes gobernaron  (o desgobernaron), llevó a adquirir  deudas con AFIP, gremios, Rentas y  Contaduría de la Provincia, proveedores y otros”.
 Ello, “produjo embargos en la recaudación impositiva y pedidos de  cancelación de deuda, que pusieron  en riesgo el pago de haberes de los  empleados municipales” y “hasta el  momento se canceló entre un 16 y 17  puede “estar saneada en 18 meses”.  Pero necesitará “del trabajo mancomunado y eficiente del Concejo Deliberante” y diseñará políticas económicas como la creación de un Fondo  de emergencia para evitar préstamos  o anticipos de Coparticipación.
 Gallardo, anunció que “exceptuará  por 30 días el pago del derecho de piso a vendedores ambulantes e incentivará a consumir la producción local  y regional”; luego se refirió a la crisis sanitaria por el Coronavirus y  destacó “el compromiso de cada uno  de los quiaqueños y quiaqueñas”.





RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.