Martes 21 de Enero del 2020



Haití: Con ira y amargura recordaron 10 años del desvastador terremoto

13/01/2020


Puerto Príncipe - Haití recordó
ayer a las decenas de miles de personas
que murieron en el devastador
terremoto del 12 de enero de
2010, mientras el dolor se mezcla
con la ira y la amargura por los esfuerzos
fallidos de reconstrucción y
la continua inestabilidad política
del país. Durante unos 35 largos segundos,
un terremoto de magnitud
7 transformó la capital, Puerto
Príncipe, y las ciudades cercanas
de Gressier, Leogane y Jacmel en
ruinas polvorientas, matando a más
de 200.000 personas e hiriendo a
otras 300.000. Más de 1,5 millones
de haitianos quedaron sin hogar,
dejando a las autoridades de la isla
y a la comunidad humanitaria internacional
ante un desafío colosal
en un país que carece de un registro
de tierras o de reglas de construcción.
“Ha sido una década perdida,
totalmente perdida”, dijo el economista
haitiano Kesner Pharel. “La
capital no ha sido reconstruida, pero
nuestra mala gobernanza no es
responsabilidad exclusiva de las autoridades
locales; a nivel internacional
no hemos visto un mecanismo
para administrar la ayuda que
permita que el país se beneficie”.
Los miles de millones de dólares
prometidos por los donantes internacionales
en las semanas posteriores
a la catástrofe parecen haberse
desvanecido, alimentando la amargura
de los sobrevivientes que
están hoy expuestos a los mismos
peligros que existían antes del terremoto.
“Diez añs después, vemos
una concentración aún mayor de
personas en el área metropolitana”,
señaló Pharel. “Si tuviéramos un
terremoto de la misma magnitud,
los resultados serían los mismos,
ya que no hubo seguimiento en la
mayoría de las casas reconstruidas”.
“El país nunca fue reconstruido
y estamos de vuelta en el punto
de partida”, aseguró.
El terremoto destruyó cientos de
miles de hogares, así como edificios
administrativos y escuelas, sin
mencionar el 60% del sistema de
salud. Una década después, la reconstrucción
del hospital principal
del país sigue estando incompleta, y
las organizaciones no gubernamentales
luchan para compensar las
muchas deficiencias del Estado.
“Tras el terremoto, vimos un gran
flujo de casos de politraumas, con
un número enorme de heridas.
Ahora tuvimos que reabrir el centro
de trauma, aunque las heridas ahora
no tienen el mismo origen y, desafortunadamente,
más del 50% de
los heridos que vemos ahora son
víctimas de disparos”, dijo Sandra
Lamarque, jefa de misión de
Médicos Sin Fronteras en Haití.
En el verano boreal de 2018, los
escándalos de corrupción que implican
al actual presidente Jovenel
Moise y a todos los gobiernos posteriores
al terremoto provocaron
una fuerte y violenta reacción.
La debilidad estatal, expuesta al
mundo tras el terremoto, solo ha
crecido: las elecciones a la
Asamblea Nacional previstas para
noviembre simplemente no se llevaron
a cabo, lo que significa que el
mandato de la cámara baja expirará
el lunes.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.