Jueves 18 de Abril del 2019



Buenos Aires invita a identificarse con el otro desde los escenarios

28/01/2019


 Once refugiados, once idiomas, once décadas. Algunos huyen de guerras, otros de persecuciones políticas, del hambre y la miseria, pero comparten la determinación de sobrevivir y buscar una vida mejor. Son los protagonistas de The New Colossus, la obra teatral del estadounidense Tim Robbins con la que se inauguró la duodécima edición del Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA). La elección de esta obra de gran compromiso político es una declaración de intenciones: provocar la reflexión del espectador sobre el mundo actual.

"Muchas de las obras que nos acompañan tienen que ver con el teatro de no ficción. El FIBA tiene un sesgo político y este año buscamos obras que reflexionen sobre la problemática del otro. ¿Por qué se convierte en un otro?, ¿por qué nos atemoriza?, ¿cuál es la lógica que rompe? Hay países que están tomando decisiones drásticas contra el otro que nos aterra", dice Federico Irazábal, director artístico del festival.
Los refugiados de The New Colossus se despiden de sus seres queridos, lloran, rezan y corren. Huyen de la Alemania nazi, del Irán de la revolución islámica, de la Rusia zarista, de un México empobrecido. Cada uno habla en su idioma, no se les entiende, tampoco se sabe qué significan sus gestos, si tienen frío, miedo, por qué discuten, de qué ríen. Esa incomprensión y el desamparo de quienes ven su mundo reducido a una maleta conmueven al espectador, más en un país como Argentina, formado por millones de descendientes de inmigrantes. Pero las repeticiones vuelven a la obra tediosa y su final maniqueo no arroja luz sobre el rumbo actual del planeta, en el que cada vez más gente vota a líderes que quieren cerrar fronteras y expulsar a los extranjeros.
También dentro del festival, una de las primeras obras argentinas exhibidas ahondó en una de las problemáticas que atraviesan el país austral, la violencia de género. Yo no muero, ya no más, de Fernando Rubio, rompe la privacidad del hogar en la que se perpetran la mayoría de abusos. En un cubículo transparente, sin muros que lo oculten, el público se horroriza ante hombres que humillan, pegan y asesinan a sus parejas mientras flota en el aire una pregunta: ¿Es evitable?. En los primeros 24 días de 2019, 15 mujeres han sido asesinadas en Argentina.
En el patio del Centro Cultural San Martín, donde se realizó la obra, había una urna para llenar con historias propias o ajenas sobre casos de violencia machista. En minutos contenía varios testimonios. En 2017 se registraron en Argentina 86.700 denuncias por violencia de género. Es la punta del iceberg: la mayoría no llega a acercarse nunca a una comisaría.
Entre las obras más esperadas de esta edición destacan A reason to talk, de la actriz belga de origen iraní Sachli Gholamalizad y Atlas des Kommunismus, de la argentina Lola Arias, que clausurará el festival. "El espectáculo belga-iraní de una enorme contemporaneidad de su lenguaje, un cruce entre dos culturas", subraya Irazábal. Arias, una de las más talentosas directoras argentinas contemporáneas, vuelve a la memoria histórica, después de su trabajo sobre la crisis argentina de 2001 y de la guerra de Malvinas, en 1982.
El FIBA ha acortado su duración respecto a ediciones anteriores, de 17 a 12 días, y debuta en enero, en plena temporada estival, cuando Buenos Aires está semivacía. Pero no se ha resentido: las más de 1.500 butacas del anfiteatro del Parque Centenario anoche estaban ocupadas y hubo decenas de personas que se quedaron fuera. La mayoría de las 200 obras que se exhibirán tienen las entradas agotadas.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.