Jueves 17 de Enero del 2019



“El gobierno provincial y nacional serán cómplices del desastre social”

09/01/2019


 Los trabajadores de la Fundición Aguilar fueron acompañados a la reunión con el ministro de Trabajo, Jorge Cabana Fusz, por la legisladora provincial del PTS en el Frente de Izquierda, Natalia Morales, respaldado “su pedido de mantener las fuentes laborales”.  Lejos de obtener respuestas, el ministro indicó que ya había recibido por parte de la empresa, curriculums de los obreros para reubicarlos. Es decir que ya sabían del cierre y ahora se limitan a transmitir las ofertas de la multinacional”.

Según ella, “el gobierno había dicho que no se iban a perder las fuentes de trabajo” y “está permitiendo el cierre de una empresa que en los últimos veinte años se vio beneficiada con exenciones impositivas y teniendo ganancias millonarias”, prosiguió en sus declaraciones periodísticas, la legisladora de la Izquierda. El grupo multinacional Glencore, a cargo de la fundidora, opera en el país no solo en la explotación y fundición de minerales, sino que también en el negocio de la soja.
“No se puede permitir que una empresa que en el país tuvo y tiene ganancias millonarias deje en la calle a casi 200 familias, además viene actuando de mala fe, mientras rige conciliación obligatoria no permitió el ingreso del personal y pretende seguir con el vaciamiento de la fundición. El ministerio podría actuar de oficio pero por ahora evidentemente avala este accionar”, agregó, para luego acusar que “el gobierno provincial y nacional son del mismo signo político por lo que de aprobarse el preventivo de crisis y permitirse el cierre, serán cómplices del desastre social”.
Con ella, asistió también el edil por el PTS del Frente de Izquierda, en Palpalá, Julio Mamaní, quien señaló que están “pidiendo sesiones extraordinarias porque no se puede permitir que cierren más fábricas en Palpalá. Cuando propusimos y votamos la ordenanza anti despidos era para evitar esta situación. El intendente Pablo Palomares deberá hacerse responsable por el veto a la ordenanza” y “están convirtiendo a Palpalá que fue centro siderúrgico nacional en una ciudad dormitorio, donde sólo se viene a dormir porque trabajan en otra ciudad”.
El concejal, sostuvo también que Palpalá “es parte del cuarto conglomerado urbano más pobre del país, el cierre de otra fabrica no hará más que empeorar esta situación. Desde el PTS y el Frente de Izquierda seguiremos apoyando a los trabajadores”, advirtió. Para hoy, se previó una movilización en la vecina ciudad rechazando el intento del cierre de la fábrica fundidora y exigiendo al Gobierno provincial, que arbitre los medios necesarios para que se reabran sus puertas y los afectados “no queden en la calle”.
Más adelante, consideró que los sindicatos y organizaciones participen, y en particular quienes “están directamente implicados. Como trabajador de Zapla creo que la UOM debería ponerse en movimiento, porque si se deja pasar este cierre, el resto de las patronales seguirá el mismo camino”. Asimismo dijo del sindicato de los mineros, que “debería coordinar un plan de lucha de conjunto. Es en la unidad de los trabajadores, empezando por los metalúrgicos y mineros, junto la población de Palpalá que podremos derrotar a esta multinacional”.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.