Domingo 12 de Julio del 2020



El derrumbe de un edificio en Rusia dejó 39 muertos

03/01/2019


 Moscú, (AFP)-Al menos 39 personas murieron  en la explosión de gas que destruyó el lunes parte  de un edificio residencial en Magnitogorsk, en el  este Rusia, anunciaron ayer las autoridades.
Entre los muertos figuran seis niños, indicó el ministerio ruso de Situaciones de Emergencia, que  informó del rescate de seis sobrevivientes que habían quedado atrapados en los escombros.
El balance precedente daba cuenta de 28 muertos,  entre ellos cuatro niños.
La explosión ocurrió en Magnitogorsk, una ciudad industrial de la región de Chéliabinsk, a unos  1.700 km al este de Moscú, al pie de las montañas  de los Urales.
Cerca de 1.100 personas vivían en ese edificio de  cemento construido en 1973, en la época de la  Unión Soviética.
La explosión destruyó 35 apartamentos.
Las autoridades rusas declararon el jueves el fin  de las labores de búsqueda y rescate en un edificio  parcialmente desplomado en una ciudad en los  Urales y dijeron que los esfuerzos encontraron 39  cadáveres y un sobreviviente en los tres días y medio después del derrumbe.
El colapso del lunes en la ciudad de Magnitogorsk se produjo tras una explosión que, de acuerdo con las autoridades, pudo haber sido causada  por una fuga de gas. Un bebé de 10 meses fue la  única persona hallada con vida entre los escombros. El bebé sufrió lesiones por congelamiento  por yacer en los escombros durante 35 horas, en  temperaturas que bajaron a menos 20 Celsius (-4  Fahrenheit).
La cifra de muertos se mantuvo en cuatro durante  casi todo el primer día, pero se elevó rápidamente  luego de dos noches de frío intenso. Las autoridades reconocieron desde el inicio que las condiciones del tiempo les daban a los socorristas menos  margen para rescatar a sobrevivientes.
Las esperanzas subieron cuando el bebé herido  fue sacado de los escombros el martes. El niñito  fue llevado a un hospital en Moscú y su condición  fue reportada como estable el jueves. De acuerdo  con el canal televisivo Rossiya-24, los médicos dijeron que el bebé tenía lesiones que indicaban “síndrome de aplastamiento”: un fuerte shock y disfunción renal característicos de personas atrapadas  bajo objetos pesados.
No se hallaron a otras personas con vida entre los  escombros, aunque un gato fue rescatado el miércoles.
El jueves, el alcalde de Magnitogorsk le dijo a la  prensa que no había conexión alguna entre la explosión en el edificio y una violenta explosión de  un minibús en la misma calle un día después.




RELACIONADAS

CON UNA CURVA EN PLENO ASCENSO

El mundo superó los 12 millones de infectados

CON CASI 12 MILLONES DE CASOS EN EL MUNDO

Preocupan los rebrotes en Europa y Medio Oriente





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.