Martes 22 de Enero del 2019



Para Ariel Cortéz y Juan Manuel Taritolay, “Se terminó el dulce”

11/12/2018


 El jueves en el Centro Cultural de  Arte Joven Andino (C.A.J.A.) quedó  inaugura la muestra de los artistas  plásticos Ariel Cortéz y Juan Manuel  Taritolay.
La particularidad que tiene esta  muestra, como otras dos que le precedieron, es que cada obra los encuentra a los artistas trabajando en  conjunto, coordinando trazos, armonizando colores.
Durante una charla con Cortéz, el  día de la apertura de la muestra, resaltaba los ocho años que une las historias con Taritolay “de alguna manera mostramos que no estábamos  alejados”, dice y confiesa también lo  divertido que fue poder crear junto a  un amigo del que constantemente está aprendiendo mucho.
Pero dice Cortéz, nada es casual  “formamos un equipo para llevar  adelante todo esto”, no sólo las carreras individuales, sino también las  conjuntas, creando un espacio en el  que se encuentran con otras personas  comprometidas. Viviana Cortéz, alejandro Miranda en comunicación y  Ollie Wright en fotografía. Ellos  conforman el Universo Cortéz.
El catálogo de la muestra viene  acompañado no sólo por fotografías  de las obras de los artistas, sino también por recetas que hacen a la coloración de la tierra de la que provienen.
En ellos los colores jujeños, especialmente los de las festividades, se  renuevan, se intensifican y se vuelven atrayentes a la vista del espectador.
Funcionarios de las carteras de cultura de provincia y municipio; amigos, colegas de los artistas, estuvieron compartiendo la apertura que estuvo amenizada por música especial.
Ariel Cortéz comentaba que esta  exposición es una continuidad de  “Mano a mano con el color” y  “Quién está más pirucho?”. “En esta  muestra -dijo- Juan Manuel suma el  glamour también que aporta al conjunto, como aporta el hecho que hayamos citado a chef destacados para  darle un toque diferente al catálogo”  ilustrando también esa diversidad de  colores y sabores que al final van impregnando el arte que se mostrará en  la sala de calle Alvear al 500 hasta fines de este mes.
Entrar entonces a ese universo pictórico que proponen Cortéz y Taritolay, es como entrar a la explosión de  sabores andinos, a los sabores ancestrales y, a la par, a los colores de  nuestra naturaleza, que aunque se  muestren con abstracción no dejan  de identificarse como propios.
Esta conjunción que los artistas dan  a su arte, por otro lado, derrumba ese  concepto de que el artista plástico es  solitario cuando se enfrenta a una tela, en este caso como en la mesa que  se comparte con amigos y la familia,  fue la tela y un caballete, pinceles y  pinturas, las que unieron a los artistas en la creación.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.