Lunes 22 de Abril del 2019



La Justicia anuló beneficio del 2 x 1 a los represores

05/12/2018


 Buenos Aires,-La Corte Suprema  de la Nación resolvió ayer que la ley  que computa dos días de detención  por cada uno de prisión sin condena  firme es inaplicable para los juzgados por delitos de lesa humanidad o  que no hubiera estado preso durante  la vigencia de esa norma.
El máximo tribunal tomó esa decisión ante el recurso extraordinario  presentado por Rufino Batalla, condenado a 12 años de prisión por su  participación en el centro clandestino de detención y tortura La Cacha,  que funcionó durante la última dictadura militar en las afueras de La Plata. Votaron contra la aplicación del beneficio los ministros Elena Highton,  Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, en tanto  que el presidente de la Corte, Carlos  Rosenkrantz lo hizo a favor del condenado.
La ley 24.390, también conocida  como del “dos por uno”, fue derogada en 2001, pero el 3 de mayo de  2017 la Corte la empleó en el caso  del sindicado represor Luis Muiña,  teniendo en cuenta del principio del  derecho penal que impone la aplicación de norma más benigna a favor  del reo.
La solución en el caso “Muiña” había sido tomada por mayoría de tres a  dos: entonces los votos de Highton,  Rosatti y Rosenkrantz se impusieron  a los del entonces presidente Lorenzetti y Maqueda.
Una semana después de esa sentencia, el Congreso Nacional aprobó la  ley 27.362, “aclaratoria” o “interpretativa” de la anterior, la que en forma  explícita excluyó del beneficio a los  condenados por delitos de lesa humanidad.
La Ley 27.362 restringió el alance  del “dos por uno” al establecer que  ese beneficio “no es aplicable a conductas delictivas que encuadren en la  categoría de delitos de lesa humanidad, genocidio, o crímenes de guerra”.




RELACIONADAS





EN TITULOS

19/04/2019

QUEBRADA Y PUNA

Jujuy destino turístico por Semana Santa

19/04 11:21






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.