Domingo 20 de Enero del 2019



"JUJUY CORAZON ANDINO"

Vibrante cierre del Festival Internacional de Arte Sustentable

11/11/2018


 Los Colorados, en Purmamarca, fue el escenario natural elegido por la organización del Festival Internacional de Arte Sustentable "Jujuy Corazón Andino" - Por un Planeta en Armonía, para el espectacular cierre de su primera edición.

Directores de nivel internacional, más de 300 jóvenes integrantes de orquestas de Chile, Perú, Brasil, Paraguay y Argentina, con artistas de de fama mundial como Elena roger, Carlos Nuñez, Paquito D'Rivera, Carolina Peleritti, Tukuta Gordillo y Gustavo Santallalla, protagonizaron un gran final con "El Humahuaqueño". La gran noche del Festival comenzó con "Canto a Purmamarca" bajo la dirección del maestro Sergio Jurado, en medio, el encuentro musical fue un verdadero lujo con los cerros ancestrales haciendo de pantalla a los mapping que fueron acompañando el variado repertorio elegido. 
Anoche los Colorados en Purmamarca abrazaron a cientos de personas que, desde diferentes ciudades de la provincia y el país llegaron para ser testigos de uno de los encuentros musicales más grandes e importantes que tiene Argentina. Nos animamos a afirmar esto porque la calidad de los artistas, músicos, coreautas y bailarines en escena, marcaron el inicio de un encuentro que se enmarca en los de más alto nivel del país. Según dichos de los mismos protagonistas llegados desde otras latitudes, no existe en sus tierras reunión que pueda superar a la convocatoria lograda por Andrea Merenzon, a través de Fundecua.
Los cerros gigantescos sirvieron de pantalla natural a los mapping que se fueron sucediendo, acompañando la temática de las composiciones que fueron elegidas cuidadosamente para hacer que el público disfrute el espectáculo de principio a fin.
"Canto a Purmamarca" del purmamarqueño Dominguito Ríos fue el tema que inauguró el mega concierto con el maestro Sergio Jurado. Siguieron, con dirección del maestro Norberto García el "Intermezzo de Cavallería Rusticana" brillantemente ejecutada.
Escalandrum con Elena Roger ocuparon luego la escena para "Vuelvo al Sur", de Piazzolla, dando paso después al maestro Modest Mussorgsky en "Una noche en el monte calvo".
Bajo la dirección del maestro César Bustamante, la orquesta ejecutó "Cuentos Cuentos de Chopin" con danza a cargo de los bailarines solistas del Instituto Superior de Arte (ISA) del teatro Colón, Karina Olmedo y Nahuel Prozzi. Jóvenes del ISA se lucieron también en una secuencia del Vals de la Bella Durmiente de Tchaivskosky.
El público en todo momento fue apoyando la sucesión de artistas con aplausos que fueron incentivando también a los artistas haciendo que la energía que comenzó a fluir fue envolviendo el ambiente.
Los mapping seguían transformando las gigantescas esculturas naturales y la música seguía derrumbando fronteras y lenguas para convertirse en una sola.
Un tema tan bello como clásico, "Vasija de barro", de Ecuador, "La bolivianita" una cueca tradicional con danza incluida, antecedieron a la presentación de Tukuta Gordillo que recitó versos que anticiparon la ejecución de su tema "Salinero de Susques".
El artista quebradeño volvió al escenario para un homenaje a Ricardo Vilca, cantando "Guanuqueando". Antes, desde el cerro bajaron bandas de sikuris cautivando la atención de los presentes.
Una versión hermosa de "Gracias a la vida", de Violeta Parra, con dirección de Marcial Pino González y la voz de la peruana Julie Freundt fue acompañda por elpúblico que luego se sorpendió con la presentación de los instrumentos realizados con materiales reciblados que presentaron integrantes de la Orquesta H2O de Paraguay, con dirección del maestro William Aguayo.
Son varios los momentos que se pueden destacar, pero seguramente los que quedarán grabados en las retinas serán la presentación del Carlos Nuñez, que llegó desde Galicia, ejecutando música celta de origen mexicano; la de Manhanga Zimbawe incentivando al público a bailar; la de Paquito D'Rivera acompañando a Elena Roger en "Zamba de Lozano" y Carolina Peleretti entonando coplas.
El cierre fue brillante, con la presentación de Gustavo Santaolalla que transmitió saludos de su amigo León Gieco. Desgranó en el escenario un repertorio que lo mostró como el músico internacional que es. Desde "Usuhaia a la Quiaca" hasta "Biutiful, pasando por "Sudamérica".
Jujuy por ocho días se vistió de música, de arte sustentable, de gastronomía regional. Fue para los jujeños un honor y un orgullo recibir a artistas de renombre internacional y a jóvenes que están consustanciados con el mensaje que lleve a concientizar al mundo "por un planeta en armonía".




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.