Miércoles 20 de Marzo del 2019



DESDE CATAMARCA A "EL PASILLO"

“Me basto y sobro” con dirección de Maccarini

10/11/2018


 Esta noche a las 22.00 en el Teatro El Pasillo, ubicado en José de la Iglesia 1190, se pesentará la obra "me basto y sobro", de autoría y con dirección de Manuel Maccarini, y el protagónico de Sonia Pivotto.

“Me Basto y sobro” de Manuel Maccarini es un monólogo interpretado por Sonia Pivotto en la piel de Pola, una mujer de 55 años, que sobrelleva la soledad del abandono y la ausencia del marido descalabró su existencia. Sujeta al mito del amor romántico, solo puede sentirse una prenda en desuso.
La actriz catamarqueña encarna a este personaje en una apuesta dramática arriesgada y un tratamiento estético meticuloso, que involucran al espectador en una historia en la que a cinco años de la separación sostiene pétreamente el amor eterno, en el inútil deseo de lo tradicional perdurable. 
Sometida a los códigos morales de una cultura avasallada ya por el nuevo tiempo, persiste en su construcción imaginaria e instala el debate amor sólido-amor líquido, en lo más íntimo de su ser.
En una reciente entrevista publicada en el diario La Gaceta de Tucumán por Flavio Ladetto, el periodista indaga sobre " De qué forma se puede usar el teatro para que quien haya atravesado una experiencia similar, la supere?. Y Maccarini responde: " La herramienta más eficaz del teatro es la transgresión. Pero la transgresión estética no quiere decir agresión. En teatro la transgresión debe estar dirigida al aparato perceptivo del espectador, de manera que le impida cuestionar lo inaceptable en el orden de su moral, religión o ideología. La tarea es proveerle una instancia de confrontación con los valores ya adquiridos. Promoverles la contradicción. La verdadera función pedagógica del teatro no es enseñar, sino desenseñar. El espectador debe desaprender lo que la cultura sistemática le imprimió. Tanto Bertolt Brech como Jean Genet han sido didácticos en sus procedimientos dramáticos, diferentes, pero nunca moralistas ni agresivos. Como artistas que eran, les bastaba ser éticos".
No es la primera vez que llega a Jujuy Maccarini, ha llegado con obras desde Tucumán e inclujso, invitado por grupos jujeños, actuó como director de recordadas obras.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.