Domingo 20 de Enero del 2019



Lidia Amadío

La directora brasileña que quedará en el recuerdo de los jujeños

06/11/2018


 La directora de orquesta, Lidia Amadío, quedará en el recuerdo de los jujeños y como una de las figuras distinguidas por su participación en el festival de arte sustentable, Jujuy Corazón Andino, luego de la expresiva y apasionada dirección de la orquesta sinfónica, en la noche de la jornada inaugural en el teatro Mitre. La brasileña bajo su batuta, entregó un concierto notable, con el bandoneón de Néstor Marconi; la ejecución de la obra ganadora, El cardal y Danza india, de Gerardo Gardelín, y la 5ta, Sinfonía de Tchaikovsky.

 “Es un trabajo muy duro el de la dirección, exige mucho envolvimiento emocional, intelectual y físico, no parece para quien lo ve, pero es así”, y así lo demostró en cada mirada, movimiento, gesto, sonrisa, reconocimiento, compenetrada y como si hubiera estado al lado de cada uno de los instrumentistas. El programa realizado por la directora del festival, Andrea Merenson fue “maravilloso”, aunque remarcó que es el público quien debe dar su opinión al respecto, y lo hizo, al final de concierto.
A la pregunta si le gustó el Concierto para bandoneón, de Piazzolla o Tchaikovsky, respondió: “¡Soy una directora!, ¡todo me gusta!, debo hacer todo con el mismo amor, hago todas las piezas con el mismo compromiso” y debe conocerlas a las perfección, “caso contrario no puedo dirigirlas. Es como el piloto del avión, si no conoce detalladamente cada botón, nos vamos al piso” (expresó sonriendo), mientras se seca la transpiración y trata de superar el sofocón, por la tarea cumplida.
A pesar de la observación de sus movimiento durante el concierto, desde los palcos del Mitre, aclaró que estaba atenta “en todos los músicos de la orquesta, es que ustedes que están detrás de mí, no pueden observar mi mirada, y miraba hacia los costados porque los músicos del frente, nos observamos permanentemente”, aclaró. Hubo un momento en que muy sometida a su función y el movimiento de cuerpo, soltó una expresión, aunque dijo: “Discúlpame, salió” (y sonrió nuevamente).
Luego aclaró: “Fue como un grito interno, a veces los artistas emiten ese sonido, Glenn Gould, el pianista a veces él cantando, emite un sonido, gimiendo, es una cosa tan fuerte que sale de adentro, pero no es deseable”, se disculpó, sin embargo, fue como demostrar con ello su pasión por lo que hacía en ese momento ante el púbico. Aparte, manifestó sentirse “muy feliz” después del concierto, “la orquesta tocó maravillosamente” y “estoy muy honrada de estar acá”, como parte del festival y en Jujuy.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.