Miércoles 22 de Mayo del 2019



“CARGAR LA SUERTE”

Calamaro concretó un gran regreso con su nuevo trabajo

05/11/2018


  Andrés Calamaro regresó a los  tiempos de “Honestidad brutal” pero  también a la variedad rítmica de su  etapa con Los Rodríguez para su  nuevo disco “Cargar la suerte”, en  donde confirma que ocupa un lugar  destacado en el Olimpo del rock argentino gracias a un puñado de grandes canciones.
En esta oportunidad Calamaro trabajó junto a su tecladista Germán  Wiedemer, el productor Gustavo  Borner y un set de músicos estadounidenses de notable capacidad para  darle emociones a canciones que van  del aire intimista a referencias a la situación político social de la Argentina y el mundo.
La primera canción le abre las puertas y las ventanas a la recuperación  de uno de los mejores autores de la  canción rock argentina, con una interesante letra y una lograda melodía  para conformar una canción que será  clásico de recitales y encuentros de  amigos en poco tiempo.
Lo sigue un medio tempo con airecitos de soul blanco “Tránsito lento”,  con arreglos de bronces, en los que  Calamaro se refiere no a problemas  digestivos, sino a su vida de aeropuertos y hoteles que le prodiga ser  un rockstar.
En “Cuarteles de invierno”, Calamaro se pone melancólico, crudo y  hasta triste en un blues que parece  surgido del repertorio de Booker T.  & the M.G.’s con una lograda prosa,  a la que se suma un gran trabajo de la  guitarra de Mark Goldenberg.
Calamaro se mete en ese estilo que  los españoles denominaron americana, mezcla de rock, blues, country y  folk en la hermosa “Diego Armando  canciones”, una canción muy autorreferencial donde se despacha sobre  la labor del songwriter.
Los teclados y la pedal steel de Rich  Hinman se vuelven a lucir en “Las  Rimas”, donde Calamaro rapea sobre  el cuerpo de una balada despotricando sobre la conducta social y política  de los argentinos y contra la clase dirigente local.
“Siete vidas” es un rock duro ardiente que en lo autoral reúne a Calamaro con uno de sus socios de la juventud, Daniel Melingo.
En “My mafia”, con la acústica al  frente, Calamaro abre su corazón para narrar los vínculos con sus amigos  y compañeros de ruta. El disco cierra  con una balada emotiva, autocrítica,  casi visceral, mientras Calamaro se  dedica a arrojar frases que serán bandera, grafitti en algunas paredes y  que sus fans le pedirán en los shows.  Al final de la canción, suena una zapada de jazz latino.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.