Miércoles 16 de Enero del 2019



TRAGEDIA POR DERRUMBE

Pedirán la libertad de uno de los imputados

El técnico en Seguridad e Higiene de la empresa Rovella Carranza, Julián Gutiérrez, pedirá a través de su representante legal el cese de detención en el marco de las investigaciones por la tragedia del derrumbe en una obra de la empresa y que se cobró la vida de tres obreros. El mencionado está imputado de “Homicidio culposo agravado por el número de las víctimas, y lesiones culposas” junto a otros dos jerárquicos.

21/09/2018


  El técnico en Seguridad e Higiene  de la empresa Rovella Carranza, Julián Gutiérrez, pedirá a través de su  representante legal el cese de detención en el marco de las investigaciones por la tragedia del derrumbe en  una obra de la empresa y que se cobró la vida de tres obreros. El mencionado está imputado de “Homicidio culposo agravado por el número  de las víctimas, y lesiones culposas”  junto a otros dos jerárquicos.

 Así lo reveló el apoderado legal  Dr. Federico Llermanos, quien entre  otros fundamentos, alegó que su defendido sólo daba charlas de prevención, que las decisiones no la tomaba  él y que al momento del siniestro fatal, éste se encontraba en la localidad  de Volcán, dando capacitación a personal de la empresa en otra obra que  ejecuta.
 Según Llermanos, “resultaría procedente que esta instancia judicial,  mi cliente la transcurra en libertad”,  señalando seguidamente que Gutiérrez, “no tiene antecedentes penales  y ante cualquier situación que tenga  que aclarar a la Justicia, lo va a realizar sin ninguna duda, presentándose  como corresponde”.
 El letrado opinó que el derrumbe  en la obra “fue una tragedia”, dando  cuenta que al momento de su declaración, su cliente manifestó que  “mantenía una relación de amistad  con los obreros fallecidos, compartían asados e inclusive jugaban al fútbol juntos”.
 “Desde la defensa sostenemos que  Gutiérrez actuó de acuerdo a la normativa que estaba vigente y de  acuerdo a su situación como técnico  de Seguridad e Higiene”, resaltó el  abogado, quien estimó que en la investigación preliminar “se debe aclarar cuáles eran sus funciones. El sólo  daba charlas de prevención, pero no  era quien tomaba las decisiones”,  aclaró.
 Reveló el abogado que el día en  que se produjo el fatal desenlace,  “antes de que se comience a trabajar  en la zanja, Gutiérrez capacitó a los  obreros sobre medidas preventivas  de seguridad”. Es más, “al momento  del derrumbe, el técnico se encontraba en Volcán, y cuando se enteró de  lo sucedido se dirigió inmediatamente al lugar de la obra, no sólo por una  cuestión profesional sino también  por una cuestión de absoluto compañerismo”.
 Finalmente el Dr. Llermanos insistió que “mi cliente está plenamente  dispuesto a colaborar con la Justicia  para el descubrimiento de la verdad  ”, y resaltó además que la empresa  Rovella Carranza “está a su vez,  aportando toda la documentación  pertinente a la investigación, de manera que se llegue como dije, a la  verdad”.
 El fiscal Penal N´ 8 a cargo de la  causa, el Dr. Alejandro Bosatti, imputó y ordenó el pasado el arresto de  tres miembros jerárquicos de la empresa, el pasado 18 de setiembre. Se  trata del jefe de obra, del responsable  de seguridad e higiene (el citado Gutiérrez) y del inspector de la obra. El mismo fiscal consideró para formular las imputaciones, que se detectaron incumplimientos a las normas de seguridad contenidas en los  pliegos de licitación, y en la Ley de  Riesgo de trabajo, y resoluciones  emitidas por la Superintendencia de  Riesgo de Trabajo de la Nación.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.