Martes 11 de Diciembre del 2018



Amado Boudou retornó al penal Federal de Ezeiza

Amado Boudou, el ex vicepresidente de Cristina Fernández de Kirchner, fue condenado ayer a cinco años y diez meses de prisión por los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública en la venta de la calcográfica Ciccone, la principal imprenta de billetes de Argentina.


 Buenos Aires,(dpa)- Amado  Boudou, el ex vicepresidente de  Cristina Fernández de Kirchner,  fue condenado ayer a cinco años  y diez meses de prisión por los  delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con la función  pública en la venta de la calcográfica Ciccone, la principal imprenta de billetes de Argentina.

El Tribunal Oral Federal Nro. 4  de Buenos Aires anunció la condena, por la que dispuso la detención inmediata de Boudou y  su inhabilitación perpetua para  ocupar cargos públicos. 
El delito de cohecho consiste  en sobornar o aceptar sobornos.
Boudou, de 55 años, es el primer ex vicepresidente argentino  en ser condenado a prisión por  corrupción y ayer retornó a  Ezeiza.
La pena representa además un  severo golpe al kirchnerismo  que gobernó entre 2003 y 2015  la Argentina, con varios de sus  más altos funcionarios condenados o investigados por corrupción o irregularidades diversas,  como por ejemplo Fernández de  Kirchner. Tiene lugar además  pocos días después de que estallara el escándalo de los cuadernos del chofer del ex número dos  del Ministerio de Planificación  Federal Roberto Baratta, en los  que detalló la supuesta trama del  pago de sobornos de empresas al  poder kirchnerista.
El ex ministro de Economía entre 2009 y 2011, durante el final  del primer mandato de la peronista Fernández de Kirchner, y  su vice durante el segundo período (2011-2015) ya había estado  70 días preso en el marco de otra  causa judicial por supuesto enriquecimiento ilícito. Afronta además otras investigaciones por  irregularidades durante su gestión pública.
Según había determinado el  juez federal Ariel Lijo, que tuvo  a su cargo el juicio en primera  instancia, Boudou se interesó en  que se levantara la quiebra de la  imprenta Ciccone Calcográfica  para quedarse con el 70 por ciento de sus acciones.
La empresa fue vendida en  2010 a The Old Fund, una compañía que supuestamente era una  pantalla del ex vicepresidente y  que tenía como cara visible a  Alejandro Vandenbroele.




RELACIONADAS





EN TITULOS



11/12/2018

34° FIESTA PROVINCIAL DEL T

Las obras del 2° día de la Fiesta

11/12 10:55
Fiesta Provincial del Teatro




E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2018


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.