Miércoles 16 de Enero del 2019



SERÁ EL INICIO DE UN LARGO PROCESO

Trump y Kim, en una cumbre histórica

Ciudad de Singapur,-La histórica cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, posa en en los ojos del mundo a la pintoresca isla Sentosa en Singapur, primer mojón de un proceso que apunta a la desnuclearización de Pyongyang y que ya tiene a ambas comitivas ultimando detalles.

11/06/2018


 

Ciudad de Singapur,-La histórica cumbre entre  el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y  el líder norcoreano, Kim Jong-un, posa en en los ojos del mundo a la pintoresca isla Sentosa en Singapur, primer mojón de un proceso que apunta a la  desnuclearización de Pyongyang y que ya tiene a ambas comitivas ultimando detalles.

Tras varias idas y vueltas para lograr la reunión,  las conversaciones durarán sólo una jornada y la principal incógnita es si Trump podrá convencer a  Kim de que abandone su programa nuclear.


Ambos llegaron el domingo con seis horas de diferencia y fueron escuetos ante la prensa. Trump  tuiteó que “es genial estar en Singapur, el entusiasmo está en el aire!” y luego se reunió con el primer  ministro del país anfitrión, Lee Hsien Loong.

En la reunión, Trump recibió una torta como obsequio adelantado por su cumpleaños -es el jueves  y cumple 72- según una foto que publicó en Facebook el ministro de Asuntos Exteriores de la ciudad-Estado, Vivian Balakrishnan, en la que se  ve al mandatario con el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el jefe de gabinete, John Kelly.


En cambio, Kim, rodeado de 40 hombres de seguridad, salió de su hotel para un paseo nocturno por  la ciudad, acompañado por su hermana, Kim Yo-jong, y el vicepresidente del Partido de los Trabajadores a cargo de los asuntos internacionales, Ri  Su-yong.

En su gira, recorrió ayer los principales lugares  turísticos de Singapur y se tomó selfies junto al canciller Balakrishnan en un jardín lleno de flores  y un puente, mientras las cámaras le seguían por el centro de la ciudad-estado del sureste asiático.

Los que sí estuvieron ultimando detalles de la  cumbre fueron las delegaciones de ambos países, encabezadas por Sung Kim, actual embajador estadounidense en Filipinas y que lo fue antes en Corea  del Sur, y el vicecanciller norcoreano, Choe Son-hui.

Pompeo, que ofició de vocero de Estados Unidos,  dijo a la prensa que las negociaciones de ayer avanzan “incluso más rápido de lo que habíamos  anticipado”.


Las pretensiones vienen de los dos lados, ya que  Kim -que asegura tener misiles de largo alcance que podrían transportar cabezas atómicas hasta territorio estadounidense- está interesado en que se  levanten las sanciones económicas que afectan gravemente a su país, aislado internacionalmente.


Para él, que por primera vez realiza un viaje tan  largo al extranjero como líder de su país, la mera celebración de la cumbre es un éxito diplomático.


Estados Unidos, potencia atómica hace décadas,  aspira a “la completa, verificable e irreversible  desnuclearización de la península coreana”, según definió Pompeo,

El método y los plazos del desarme de Corea del  Norte son sin duda el principal escollo de las negociaciones.


Otro tema será la firma de un tratado de paz entre  Corea del Norte y Corea del Sur, que técnicamente siguen en guerra ya que al final de la contienda hace más de seis décadas sólo firmaron un armisticio.


En relación al evento de las próximas horas,  Pompeo, que se consideró “muy optimista” sobre  el éxito de la cumbre, bajó el tono de las expectativas y sostuvo que es sólo el inicio de un proceso.


“Estas conversaciones establecerán un marco para el difícil trabajo que vendrá después”, recalcó y  volvió a decir que esta cumbre es el primer paso.


“Es posible que se firme un documento pero tendrá que haber más”, subrayó y agregó: “Hay mucho trabajo por hacer”.

Además, Pompeo dejó abierta la posibilidad de  retirar las tropas estadounidenses en Corea del Sur  y dijo que su país está dispuesto a tomar medidas sin precedentes que ninguna otra Administración  estuvo dispuesta a asumir.

En tanto, la prensa oficialista norcoreana habló  ayer de una “nueva era” en las relaciones bilaterales y señaló que los temas de la cumbre serán “la  construcción de una paz permanente” y “la implementación de la desnuclearización en la península coreana”.





RELACIONADAS





EN TITULOS



16/01/2019

Taller Intensivo de Folklore

16/01 13:09




E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.