Jueves 27 de Febrero del 2020



Cristóbal López y De Souza se entregaron y vuelven a la cárcel

Los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa, los dueños del Grupo Indalo, se entregaron ayer tarde en el edificio Centinela de la Gendarmería Naciona. Lo hicieron en la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales ‘Buenos Aires‘, de Gendarmeria Nacional (Uesprojud), luego de que sus abogados acordaran las condiciones de la entrega con la Justicia, y tras el fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que ordenó más temprano la detención inmediata de ambos empresarios.

27/04/2018


 Los empresarios Cristóbal López y Fabián de  Sousa, los dueños del Grupo Indalo, se entregaron ayer tarde en  el edificio Centinela de la Gendarmería Naciona. Lo hicieron  en la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales ‘Buenos Aires‘, de Gendarmeria Nacional (Uesprojud),  luego de que sus abogados acordaran las condiciones de la entrega con la Justicia, y tras el fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que ordenó más  temprano la detención inmediata  de ambos empresarios.

 Se dispuso también que Cristóbal López y Fabián de Sousa sean alojados en los penales en los  que cumplían la detención antes  de ser liberados en marzo ultimo. De modo que Cristóbal López regresará al penal de Ezeiza,  y su socio De Sousa lo hará al de  Marcos Paz.
 El tribunal tomó la decisión en  el marco de la causa en la que se  los investiga por no haberle rendido a la AFIP 8 mil millones de  pesos que habían recaudado con  el impuesto a la transferencia de  combustibles. La decisión fue  tomada por mayoría por la sala I  del máximo tribunal penal con  los votos de los jueces Gustavo  Hornos y Eduardo Riggi, mientras la camaristas Ana María Figueroa votó en disidencia.
 La orden la libró el juez Julián  Ercolini después de ser notificado del fallo que firmaron los jueces antes mencionados, donde se  ordenó la ‘inmediata detención‘  de López y De Sousa.
 Los dueños del Grupo Indalo  quedaron detenidos y nuevamente acusados de defraudar al  Estado por no pagar a la AFIP,  con Oil Combustibles SA el impuesto a la Transferencia de los  Combustibles (ITC). La deuda  generada fue de 8.000 millones  de pesos y a la fecha el Gobierno  le reclama más de $ 20.000 millones con intereses y punitorios  y otras deudas generadas después que la empresa inició su  concurso preventivo. Con dichos  fondos, el empresario K ‘financió su grupo empresarial y amplió el mismo adquiriendo nuevas empresas‘.




RELACIONADAS










E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.