Domingo 20 de Enero del 2019



Un ambiente diáfano y luminoso para un loft

El salón es un gran espacio abierto, donde se ubicaron el comedor y la zona de estar. La pared, pintada en un intenso tono rojo, acentúa el blanco de techos y carpintería.

21/03/2018


 El salón es un gran espacio abierto, donde se ubicaron el comedor  y la zona de estar. La pared, pintada en un intenso tono rojo, acentúa el blanco de techos y carpintería. 

Para aportar sensación de unidad  y continuidad visual, se optó por  revestir el suelo de toda la vivienda con el mismo material: tarima  de roble tratada al aceite. 
En un edificio de finales del siglo  XIX se encuentra este apartamento en el que destaca su interiorismo, de estilo muy actual; el resultado, una perfecta síntesis entre lo  antiguo y lo moderno.
El objetivo de la reforma, proyectada por los arquitectos Jaime Magén y Luis Berruete, fue precisamente conciliar la esencia de la  construcción con soluciones vanguardistas. Se tiraron todos los tabiques para dejar el espacio prácticamente diáfano, de manera  que, tras las obras, los ambientes  se suceden en una planta, de unos  90 mÐ y en forma de L, tan sólo delimitados a través de puertas correderas. Se trata de paneles de vidrio tratado al ácido que, suspendidos de la estructura metálica del  techo, permiten comunicar o independizar los ambientes según  se desee. Sólo el aseo, el vestidor  y parte del baño principal se definen como habitaciones cerradas y  aisladas del resto. Un gran espacio  central acoge las zonas comunes,  mientras que las privadas se situaron en los dos extremos de la casa, para garantizar así la intimidad.
La actual distribución potencia  uno de los atractivos de la construcción original: una sucesión de  ventanas abalconadas que dan a  la fachada del edificio y que, además de dotar de luz natural a todas las estancias, se percibe de  forma continua desde el dormitorio al salón.
 Esta pared, pintada en un rojo  muy intenso, resalta la carpintería  de madera original, restaurada y  pintada en blanco, además de  aportar una tenue calidez.En toda la vivienda se siguió una  idea de continuidad que condicionó la elección de los materiales.  Se escogió una tarima de roble tratada al aceite para revistir todo el  suelo. Esta uniformidad tan sólo se rompió en los baños, donde se prefirió un pavimento a base de resinas resistentes a la humedad, o en  la zona de cocción de la cocina,  que se protegió con una chapa de  acero. 




RELACIONADAS





EN TITULOS

18/01/2019

EL CARMEN

Talleres de verano en El Carmen

18/01 19:28

18/01/2019

CHORRILLOS

Festival del queso y la cabra en Chorrillos

18/01 19:25






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.