Domingo 12 de Julio del 2020



Explotó una quinta bomba en Texas

Un paquete bomba, al parecer vinculado a otras cuatro recientes explosiones en la ciudad texana de Austin, estalló ayer en un centro de distribución de la empresa FedEx cerca de San Antonio e hirió a un trabajador, informaron las autoridades, mientras el FBI y la policía buscan al atacante que tiene en vilo al estado del sur de Estados Unidos.

20/03/2018


Un paquete bomba,  al parecer vinculado a otras cuatro  recientes explosiones en la ciudad texana de Austin, estalló ayer en un  centro de distribución de la empresa  FedEx cerca de San Antonio e hirió a  un trabajador, informaron las autoridades, mientras el FBI y la policía  buscan al atacante que tiene en vilo  al estado del sur de Estados Unidos.

Desde Washington, el presidente  Donald Trump dijo que la ola de explosiones era obra de un “sujeto muy  enfermo, o quizás de varios” y agregó que la situación en Texas era “terrible”, un día después de que la policía dijera que sospechaba que un  “atacante serial” estaba detrás de los  estallidos, que dejaron dos muertos y  cinco heridos.
Con la paranoia extendiéndose rápidamente por Texas, la policía del  estado dijo ayer que en las últimas  dos semanas recibió más de 1.200  llamadas de personas temerosas de  que paquetes sospechosos recibidos  en sus casas pudieran contener explosivos.
Horas después del estallido de ayer,  las autoridades del estado enviaron  un equipo policial de expertos en  materiales peligrosos a una instalación de la compañía aérea y de logística Fedex cerca de Austin para examinar un paquete sospechoso, aunque no hubo información inmediata  sobre si contenía o no explosivos.
La agente y vocera del FBI en San  Antonio, Michelle Lee, dijo que la  explosión ocurrió en una instalación  de FedEx en la localidad de Schertz,  ubicada al noreste de San Antonio y  unos 100 kilómetros al suroeste de  Austin.
Una trabajadora sufrió heridas leves, informó la policía.
“Sería una tontería que no admitamos que sospechamos que esto está  relacionado” con los estallidos de  otras cuatro bombas ocurridos en  Austin desde el 2 de marzo, dijo Lee,  que habían provocado dos muertos y  cuatro heridos.
La agente agregó que no tenía los  detalles sobre el tamaño, el peso o  las características físicas del paquete, que, según explicó, estalló cuando  se encontraba sobre una cinta transportadora.
El paquete había sido enviado desde Austin y tenía como destino una  casa la misma ciudad, la capital de  Texas, dijo el fiscal general del estado, Ken Paxton, a la cadena de noticias local KXAN.
La explosión en la instalación de  FedEx llegó menos de dos días después de que otra bomba hiriera a dos  hombres el domingo por la noche en  una apacible barrio residencial de  Austin.
El explosivo estaba fijado a un cartel, y el estallido fue provocado por  un cable casi invisible que las dos  víctimas se llevaron inadvertidamente por delante, lo que indica un “mayor nivel de sofisticación” que las  tres bombas que habían detonado  hasta entonces, todas ellas dejadas en  las puertas de viviendas, dijeron autoridades.
Las autoridades aún no han identificado a los dos heridos del domingo,  y sólo han dicho que eran blancos y  tenían entre 20 y 30 años. Ambos seguían internados con heridas de consideración.




RELACIONADAS

CON UNA CURVA EN PLENO ASCENSO

El mundo superó los 12 millones de infectados

CON CASI 12 MILLONES DE CASOS EN EL MUNDO

Preocupan los rebrotes en Europa y Medio Oriente





EN TITULOS






E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2020


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.