Miércoles 21 de Agosto del 2019



POLICIA ASESINADO

Continúa la búsqueda del último sospechoso del homicidio

Los investigadores del crimen de un policía cometido el jueves pasado en la ciudad porteña de San Pedro continúan en la búsqueda del último sospechoso, hijo del detenido el sábado que estuvo prófugo por haber violado una salida transitoria.

28/01/2018


  Los investigadores del crimen de un policía cometido el jueves pasado en la ciudad porteña de San Pedro continúan en la búsqueda del último sospechoso, hijo del detenido el sábado que estuvo prófugo por haber violado una salida transitoria.Se trata del individuo identificado como Nazareno Jesús Branto, de 35 años, cuya búsqueda se inició por la causa del homicidio del policía Nelson Javier Lillo, asesinado cuando intentó evitar el robo de un camión distribuidor. Según se informó, el sospechoso es el hijo del sujeto de nombre Roberto Gerardo Branto Ayala, de 56 años, quien continuaba internado a raíz de las heridas de bala que sufrió en la pierna izquierda y en el abdomen. El padre había violado una salida transitoria en octubre de 2017 cuando no regresó a la unidad penal federal 19, donde estaba cumpliendo una pena de 28 años y medio de cárcel que vencía en 2027, tras haber sido condenado por el tribunal oral en lo criminal  2 de San Isidro por los delitos de robo doblemente calificado por el uso de arma en poblado y en banda y portación ilegal de arma de guerra.  La búsqueda del hijo se inició en base a testimonios de que fue visto a bordo de la moto junto al delincuente que murió durante el tiroteo.

 La detención de Branto Ayala se registró a las 18:30 tras haberse recibido el dato de que el sospechoso iba a ser sacado de la zona, donde permanecía oculto desde el homicidio.
 Al dar con el prófugo, éste intentó fugarse, pero fue capturado y en ese momento se habría advertido que presentaba heridas de arma de fuego en la pierna izquierda y en el abdomen.
 El detenido había sido identificado como Héctor Guillermo Barrios, de 47 años, y se señalaba que era el tercer delincuente que había intervenido en el asalto, pero luego aclararon que Branto utilizaba varias identidades y esta era una de ellas.
 
CONOCIDOS DELINCUENTES

 Branto hijo purgó condena por un homicidio en 2006 y su padre tenía otros antecedentes por una serie de resonantes secuestros cometidos en 2003 y 2004, entre ellos el de Cristian Schaerer y Patricia Nine.
 El crimen de Lillo ocurrió el jueves a las 11:30, cuando la víctima intervino para evitar el robo de un camión distribuidor de galletitas de una empresa de Baradero en el cruce de Oliveira Cézar y Rivadavia, de San Pedro.
 En un tiroteo que él y la policía que lo acompañaba, Laura Lencina, de 33 años, mantuvieron con motochorros, murió uno de estos, identificado como Pablo Morel, mientras que Branto escapó con el dinero robado y aparentemente intervino otro cómplice.
 Tanto el policía baleado como el asaltante que quedó herido en el lugar del hecho fueron trasladados de urgencia al hospital local, donde el primero murió minutos después de ser asistido y el segundo arribó fallecido.
 Morel quedó tendido boca arriba a mitad de la calle, al costado de la moto marca Yamaha color azul utilizada en el robo.
 En su poder se le halló y se le secuestró un arma y, según se captó en las filmaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la zona, el que escapó también estaba armado.




RELACIONADAS








E-mail: contacto@elpregon.com
Todos los derechos reservados © 2019


DIARIO EL PREGON © 2015 Todos los derechos reservados.